Alimentos para la felicidad “ Alimenta tu alegría”. miriam herbon dieta alimentación consciente

Alimentos para la felicidad: alimenta tu alegría

13 Ene, 2021Alimentación Consciente, Artículos

Podemos afirmar que hay alimentos para la felicidad, pues contienen en mayor o menor medida, ciertos nutrientes que mejoran nuestro estado de ánimo, nos producen placer, reducen el estrés y la ansiedad, en otras palabras nos generan bienestar.

Aún así, debemos considerar que la manera en que valoramos nuestro estado de ánimo es algo tan subjetivo, que puede ser muy sugestionable, pues todos los factores que rodean al acto de comer y al alimento, al igual que nuestros hábitos y el estilo de vida, son determinantes para contribuir a cultivar la felicidad.

A lo largo de los siglos, desde las artes, la filosofía y la ciencia, se ha intentado definir y representar la “felicidad”.

En las últimas décadas, se han unido a esta difícil tarea, especialistas en endocrinología y neurociencia, ya que la felicidad se considera también un proceso biológico. Por lo tanto, desde estas áreas especializadas en el funcionamiento de nuestro organismo, se pretende explicar qué sucede cuando la alegría se dispara y cómo se puede estimular esta sensación de bienestar.

Serotonina y tríptofano, un dúo para la felicidad

La serotonina, conocida también como la hormona de la felicidad, es un poderoso neurotransmisor, que se sintetiza a partir del triptófano, contenido en los alimentos. La falta de serotonina se relaciona con síntomas de depresión, ansiedad, angustia y tristeza. Los alimentos ricos en triptófano, actúan como antidepresivos naturales, produciendo un aumento de la serotonina.

Quienes son especialistas en nutrición, aseguran que si existiera una dieta de la felicidad, los alimentos con triptófano tendrían que formar parte de ella. Este aminoácido es esencial para que nuestro organismo fabrique serotonina, conocida también como la hormona de la felicidad, que reduce el estrés, favorece la conciliación del sueño y aumenta la sensación de bienestar.

Debido a que nuestro organismo no es capaz de producir triptófano, debemos obtenerlo a través de la alimentación, con la ventaja de que muchos de los alimentos a nuestro alcance lo contienen.

Comer más alimentos con triptófano, e incluso consumir suplementos de este aminoácido, no es garantía en absoluto para que alguien se sienta mejor, incluso podría ser nocivo. Basta con una dieta equilibrada para recibir la suficiente cantidad de este nutriente, advierten a su vez quienes son especialistas.

 

Endorfinas y teobromina: el dúo del placer

Las endorfinas son neurotransmisoras con una estructura muy similar a la de los opiáceos (morfina, opio, etc.) pero sin sus efectos adversos. Estos químicos naturales actúan como potentes analgésicos y estimulan los centros de placer creando situaciones satisfactorias que contribuyen a eliminar el malestar.

El cuerpo produce endorfinas como respuesta a múltiples sensaciones, entre las que se encuentran el dolor y el estrés. También influyen en la modulación del apetito, en la liberación de hormonas sexuales y en el fortalecimiento del sistema inmunitario. Cuando se siente placer estas sustancias químicas se multiplican.

Las endorfinas tienen una vida muy corta ya que son eliminadas por determinadas enzimas que produce el organismo. Es una medida para mantener el equilibrio del cuerpo y no ocultar señales de alarma.

Gran parte de las secreciones de endorfinas se llegan a producir incluso momentos antes de que un alimento haya tocado nuestro paladar, únicamente por su olor. Es decir, que en la segregación de esta hormona también intervienen otros sentidos como la vista, el olfato, el tacto, la textura.

La teobromina es otro compuesto alimenticio que produce entusiasmo, euforia o felicidad. Este compuesto se encuentra en altas dosis en el fruto del cacao, la base del chocolate. Aunque el cacao no es la única fuente de teobromina, sí es el alimento más conocido que la posee. Sus semillas pueden contener hasta un 4 % de teobromina.

El chocolate también tiene una estrecha relación con las endorfinas, pues produce feniletilamina,sustancia perteneciente al grupo de las endorfinas y que eleva nuestro estado de ánimo. Cuando experimentamos la sensación de enamoramiento,curiosamente el organismo secreta esta sustancia de forma natural.

Aparte de su función estimulante, las propiedades de la teobromina se traducen en otros efectos beneficiosos para nuestro organismo:

  • Es diurética y relajante.
  • Es vasodilatadora por lo que favorece el control de la hipertensión.
  • Funciona como antidepresivo suave.
  • Estimula los riñones gracias a su efecto diurético.
  • Estimula también los sistemas cardiovascular y muscular.
  • Mejora la digestión y, en general, el movimiento intestinal.
  • Actúa sobre la dilatación de los bronquios, lo que ayuda en ataques de asma. Por esto, también se suele utilizar en medicamentos para la tos.

Oxitocina y amor

La oxitocina es una hormona producida en el hipotálamo y almacenada en la Neuro hipófisis. Debido a su localización, también influye en el sistema nervioso central y puede ser responsable de la transmisión de impulsos nerviosos. Se trata de un nonapéptido formado por nueve aminoácidos con la siguiente estructura: cisteína – tirosina – isoleucina– glutamina – asparagina – cisteína – prolina – leucina – glicina.

Más conocida como la hormona del amor, ayuda a experimentar bienestar, placer y afectividad, además de mejorar el estado anímico de las personas y  las relaciones humanas.

Su principal función es precisamente la de regular ciertas conductas y emociones. La oxitocina es aquella hormona que influye en las relaciones de pareja, el estado anímico , la necesidad de cuidado y el cuidado a otras personas , la afectividad y sexualidad, el bienestar, el afecto, el placer… Es decir, en los sentimientos y en ciertos estados imprescindibles para la gestión de las emociones positivas. Debido a esto, una falta de oxitocina puede acarrear la predisposición de la persona a la depresión o la falta de empatía, además de afectar a sus relaciones sociales e íntimas.

Estamos acostumbrados a encontrar en la alimentación aquellas sustancias imprescindibles para el correcto funcionamiento de la vida humana, sin embargo, en este caso tenemos malas noticias: buscar alimentos ricos en oxitocina es, de base, un error.

 

Dopamina y deseo

La dopamina es un mensajero químico (neurotransmisor) del sistema nervioso central.

Entre las funciones más conocidas de la dopamina encontramos: aumento de la frecuencia y presión cardíaca, regula el sueño, la atención y la actividad motora. En el lóbulo frontal regula funciones como la memoria (hipocampo), la atención y la solución de problemas. Es también vital en la regulación del humor.

Se considera, a la dopamina el centro del placer, ya que regula la motivación y el deseo y hace que se repitan conductas que proporcionan beneficios o placer. Se libera tanto con estímulos agradables como con desagradables. Uno de los papeles más importantes de la dopamina es la regulación del aprendizaje, concretamente el aprendizaje por condicionamiento.

 

 

Ten en cuenta que comer no da la felicidad

El objetivo de nuestra alimentación no ha de ser nunca perder peso, sino ganar salud integral. Además, es importante cambiar otros hábitos mentales y físicos, pues todo lo que hagamos, pensemos y comamos, nos acerca o nos aleja de la felicidad.

Lo importante no es buscar la calidad de vida, sino crear calidad en nuestras vida. Decidir centrar nuestras energías para sentirnos personas fuertes, saludables, decididas, motivadas, activas a la par que calmadas y tranquilas en cada acción.

Comer, forma parte de los momentos más emocionales de nuestra cultura y, de algún modo, también nos hace felices. Pero es importante hacerlo pensando también en nuestra salud integral y conscientes de que en nuestra vida debe haber muchas otras cosas que nos hagan felices aparte de comer.

La felicidad es una mezcla de sensaciones y emociones de bienestar, donde podemos incluir la ilusión, la risa, el amor, la confianza, la perseverancia, la fuerza interna, la motivación, la tranquilidad, la creatividad. La felicidad nace de la decisión de cultivarla día a día en cada acción que tomamos , acompañada de acciones, para poder crecer y progresar en la vida.

 

La felicidad no es el objetivo, sino el caminoLa felicidad es una decisión , no es una imposición.Tu decides alimentar tu alegría con cada alimento.Yo te deseo que todo lo que ingieras en esta vida, sea un acto de amor hacia tu persona”

 

gsgsgsgsgsgsg

Talleres de Alimentación Consciente

A través de la atención y experimentación que practicaremos en los talleres de Alimentación Consciente aprenderás a tener una relación sana con la comida y a sentirte feliz en tu cuerpo.

”Más