Shirley Valentine

Shirley-Valentine_fotograma

Shirley Valentine es algo más que una película de comedia. No se puede considerar cine feminista pues el feminismo está expresamente criticado. El tema principal de la película es la construcción del nosotros y nosotras que no puede llevarse a cabo sin el afianzamiento del «yo». Shirley Valentine, la protagonista, no ha podido desarrollar su «yo», por culpa de la falta de autoestima. Su experiencia de vida se va mermando cada vez más. Pero llega una ocasión en la que la rebeldía que siempre le ha caracterizado reflote y le dé la suficiente fuerza como para darse cuenta que la vida es para vivirla hasta el final.

La conocida película Los puentes de Madison de Eastwood y Streep nos introdujo en este dilema pero el film Shirley Valentine se atreve a llevarnos a un final abierto en que, recuperada la identidad, todo es posible, porque ese «nosotros» es construible ya en una circunstancias concretas, como decía Ortega y casette. A destacar que para salvar el tono de comedia y hacer creíble la historia de Shirley, lo personajes y personajas que la rodean y que sirven de contrapunto han de ser estereotipos (el marido, los hijos e hijas, la vecina, la profesora, la compañera de clase, la amiga, Costas). En el fondo, todos quieren ser como ella, pero ella ha creído que debía renunciar a su «yo» para adaptarse. Este error la hará desertar de la vida. Cuando se dé cuenta, todo habrá cambiado. 

Título original: Shirley Valentine

Director: Lewis Gilbert

Año: 1989

Duración: 106 min.

País: Estados Unidos

Guión: Willy Russell (Teatro: Willy Russell)

Música: Marvin Hamlisch, Willy Russell

Fotografía: Alan Hume

Reparto: Pauline Collins, Tom Conti, Julia McKenzie, Alison Steadman, Joanna Lumley,Sylvia Syms, Bernard Hill, George Costigan, Anna Keaveney, Tracie Bennett, Ken Sharrock, Karen Craig

shirley-valentine-portada

Shirley Valentine (Pauline Collins) es una mujer madura, extravagante y simpática, que un día decide abandonar su aburrida y vacía vida e irse de vacaciones a las islas griegas. Costas, el divertido propietario de un restaurante (Tom Conti), empezará cortejarla.

Fuentes:

Recomendaciones

Pin It on Pinterest