No men beyond this point

Un mundo sin hombres

No men beyond this point es una interesante película canadiense en formato de falso documental o mock documentary, con justificaciones científicas y buena documentación sobre la sorprendente posibilidad de que las mujeres pudieran reproducirse sin necesidad de espermatozoides. Un paso más en la evolución del ser humano. Sin el cromosoma Y del par XY propio de los hombres, no podría darse el nacimiento de más hombres, y estos quedarían expuestos a la extinción.

La creativa propuesta que hace Mark Sawers en No men beyond this point (No hay hombres después de este punto) es que nos presenta la vida familiar en la actualidad de una pareja de mujeres con sus hijas, que tienen contratado al hombre más joven del mundo, que ya tiene 37 años.  El hombre trabaja para ellas como “amo de casa”, jardinero, “chapuzas”, “cuidador”,… y va contando su experiencia en el trabajo, así como lo que le ha supuesto a lo largo de su vida ser el último hombre nacido en todo el planeta, tanto en sus relaciones como en sus emociones y pensamientos internos.

La película No men Beyond this point nos lleva a diversas reflexiones sobre algunas de las cuestiones que aborda el feminismo, aunque podría echarse en falta una importante: el aborto. Este tema, junto con la no existencia del deseo materno, a pesar de que sería muy importante en el caso de que realmente se diera la posibilidad de los embarazos espontáneos, no se nombra en toda la historia. A pesar de ello podríamos imaginar la postura conservadora del Gobierno al respecto…

No obstante, recomendamos ver online No Men Beyond This Point en Amazon.

Título original: No men beyond this point (Un mundo sin hombres)

Director: Mark Sawers

Año: 2016

Duración: 80 min.

País: Canadá

Guión: Mark Sawers

Música: Don MacDonald

Fotografía: Thomas Billingsley, Christopher Charles Kempinski

Reparto: Morgan Taylor Campbell, Peter Kelamis, Alison Araya, Rekha Sharma,Alissa Skovbye, Ben Cotton, Kirsten Robek, Andrea Brooks, Bruce Harwood,Dakota Guppy, Jill Morrison, David Lewis, Aaron Craven, Hilary Jardine,Lisa Marie Caruk, Tammy Gillis

La película No men Beyond this point narra cómo fueron los sucesos desde que las mujeres, a mediados del siglo XX comenzaron a quedarse embarazadas sin ningún hombre involucrado.  Aunque al principio no fueron creídas y se las tachó de mentirosas, la situación cambió cuando las mujeres se fueron dando cuenta de que realmente no necesitaban a los hombres y, sin haberlo consensuado entre ellas, fueron negándose a cumplir las tareas que tenían asignadas, como si de una espontánea huelga general de mujeres o el 8 de marzo se tratara. Surgieron múltiples movilizaciones masivas y los gobiernos no supieron dar respuesta a las reivindicaciones. Así, los gobiernos no tardaron en empezar a estar formados por mujeres, hasta que se llegó a una unificación a nivel planetario. Se cambiaron las prioridades en los presupuestos y las reformas laborales dieron la vuelta a las oportunidades de trabajo, de forma que cada vez fueron menos los hombres que podían trabajar. Aunque muchos de ellos se rebelaron, e incluso se llegó a un éxodo estratégico de hombres y a algunos actos violentos, se consiguió llegar a soluciones creativas que facilitaron la coexistencia en el planeta con los pocos varones que quedaban.

Las religiones que conocemos desaparecieron, creándose sólo una, con una única diosa; la naturaleza. Esta religión consideraba que los hombres estaban destinados a desaparecer como consecuencia de la propia evolución, y que no nos debíamos interponer en los deseos de la naturaleza. Para ello aseguraban que era necesario erradicar las conductas sexuales de todo tipo. Especialmente se prohibían las relaciones sexuales con hombres, pero tampoco eran bien aceptadas las relaciones entre mujeres o incluso las masturbaciones femeninas. Todos estos contactos íntimos se consideraban pulsiones residuales que estaban desapareciendo por la evolución y por tanto había que esforzarse por apoyar a la naturaleza en este proceso de erradicación.

Por suerte o por desgracia no todas las mujeres creían a ciegas en esta religión, a pesar de que era la que promulgaba el propio Gobierno Mundial. A través de las dos mujeres protagonistas se nos presentan las diferencias entre la ideología más conservadora de algunas mujeres, que apoya claramente la extinción de todos los hombres, frente a otra más abierta y ¿humana? que tiene cierto interés por salvarles…

La cuestión es, ¿sería mejor dejar que se extingan o hacemos algo por salvarles? 

Ante esta cuestión que invita al debate sobre si sería mejor dejar que se extingan o si se debería hacer algo por salvarles, el final de la película nos conduce  sutilmente a la conclusión de que salvarles, podría ser un grave error…

Fuentes:

 

Recomendaciones

Pin It on Pinterest