Madeinusa

Claudia Llosa

Madeinusa es el nombre de una joven de 14 años originaria de una comunidad indígena en la que existe una curiosa tradición por la cual, desde el Viernes Santo al Domingo de Resurrección todo el pueblo puede saltarse todo tipo de norma moral, social, de convivencia: no existe el pecado porque Dios ha muerto, y no lo ve.

Madeinusa es violada por su padre, como consecuencia de la violencia estructural que se manifiesta en el ciclo profano festivo sagrado de la Semana Santa, pero esa misma cosmovisión del pueblo, también es facilitadora, para que a lo largo de la película, ella pueda resignificar su experiencia de vida.

Título original: Madeinusa

Directora: Claudia Llosa

Año: 2006

Duración: 100 min.

País: Perú

Guión: Claudia Llosa

Música: Selma Mutal

Fotografía: Raúl Pérez Ureta

Reparto: Magaly Solier, Carlos de la Torre, Yiliana Chong, Ubaldo Huamán, Melvin Quijada

Madeinusa, nos dibuja una comunidad indígena que podría ser cualquier pueblo andino, en el que se manifiesta el arraigo a las costumbres y el peso de las tradiciones heredadas en las decisiones de las mujeres.  

La película Madeinusa nos muestra también cómo la objetivización de las mujeres, ya sean hijas, madres, hermanas, ocurre en todas las geografías, con manifestaciones tan siniestras como el incesto que se aborda en la película.

La necesidad de escapar a condicionamientos de la industria estadounidense apelando a la idiosincrasia o pensamiento colectivo de su país es otra de las cualidades de la película Madeinusa que marca el estilo propio de su directora Claudia Llosa.

El filme Madeinusa está cargado de simbolismos sujetos a múltiples interpretaciones. Estos símbolos son las guías que nos conducen por una serie de sucesos significativos que ocurren a las personas protagonistas de la película, ya que por medio de objetos se alude a estados de ánimo, situaciones del pasado y manifestaciones culturales.

Madeinusa es una muchacha muy bella y deseada por los hombres, empezando por su padre. Para ella su sueño es salir de su pueblo y viajar a Lima, donde también ha huido su madre. En un primer momento, Madeinusa ve en un joven extranjero, Salvador (otro elemento simbólico, empezando por su nombre) a la persona que le facilitará su llegada a la ciudad, Lima.

Sin embargo, Madeinusa no quiere abandonar los valores de su pueblo, lo que quiere es crear y reforzar su propia identidad indígena, pero los hombres de su vida, empezando por su padre, detienen su proceso.

Cuando Madeinusa percibe que el limeño al igual que su padre, intentará imponer una concepción de lo que ella debería ser, se rebela, por eso la historia adopta un giro, cuando Madeinusa se deshace de él, de forma que este gesto la reafirma en su feminidad indígena, y evita que se integre a la sociedad limeña de la mano de un hombre.

Otro momento significativo de la película Madeinusa es cuando le cortan el cabello a Madeinusa, momento en que también se rompe la imagen de joven ingenua guiada por la tradición, para mostrarse como una mujer que se rebela contra aquello que la oprime.

La directora Claudia Llosa, declaró durante su participación en el Festival Cine de Mujeres, que tuvo lugar en Madrid en 2018, que confía en la capacidad sanadora del cine, haciendo alusión a que ella vive como necesidades personales intensas, sus procesos de creación.

Esta película de Claudia Llosa, por tanto, se construye sobre figuras complejas y a la vez contradictorias en sus características que rompen con modelos hegemónicos, de manera que el mensaje feminista se va consolidando dentro de un argumento, que después de doce años, sigue dando de qué hablar.

Cabe mencionar que la cinta Madeinusa, el primer largometraje de Claudia Llosa, fue premiada en los Festivales de Rotterdam, Sundance y Mar de Plata de 2006. Además, la música del filme también ha sido obra de una mujer, Selma Mutal, la misma que musicalizó La Teta Asustada, la segunda cinta de largometraje dirigida por Llosa.

Fuentes:

Crítica:

Recomendaciones

Pin It on Pinterest