Miles de mujeres mueren al año por abortos ilegales

22 Sep, 2016 | Artículos, Derechos Humanos, Feminismos, Salud, Violencia contra las mujeres

La lucha por la despenalización del aborto sigue siendo una necesidad de absoluta prioridad. Primero, para los países donde no existe ese derecho. Segundo, porque en algunos donde el aborto está despenalizado, las restricciones son enormes. Y por último, para que no suceda una involución de derechos como estuvo a punto de suceder en España, que casi logran hacernos retroceder décadas en nuestro derecho a decidir.

Por ejemplo, en América latina todavía queda mucho camino en la lucha por la despenalización del aborto. Las mujeres pro-aborto son encarceladas y aisladas socialmente, estigmatizadas de por vida. Y en otros países del mundo, este derecho queda todavía muy lejos siquiera de ser planteado.

 

Aborto, libre, seguro y gratuito para todas

Son muchos los territorios y derechos que como feministas nos quedan por ganar, puesto que somos merecedoras de vivir en pleno derecho real. Pero hoy nos gustaría hablar sobre el territorio más bello y sagrado que tenemos como personas, que tenemos como mujeres: nuestro cuerpo.

Algunas de nosotras, en especial las que vivimos en países medianamente avanzados, tenemos la certeza de que nuestro cuerpo es nuestro, que nadie más que nosotras mismas tiene la autoridad de disponer de él. Aunque esto no siempre ha sido así y todavía no es una realidad para todas las mujeres del mundo.

Partiendo de la creencia de que nuestros cuerpos son templos hermosos y sagrados y que sólo nosotras tenemos la autoridad para decidir qué hacemos con nuestros cuerpos, seguir debatiendo sobre la despenalización del aborto y sobre la reivindicación de la interrupción voluntaria del embarazo libre, segura y gratuita parece cosa del pasado. Pero nada más lejos de la realidad.

Todavía nos quedan luchas que continuar, territorios que hacer nuestros. La interrupción voluntaria del embarazo es una de estas luchas eternas porque tiene ser, no sólo reconocida, sino preservada.

Es necesaria una reflexión sobre esta decisión en todos los países en el mundo ya que, aunque quedara un único país donde no existiese la posibilidad de abortar, las personas, hombres y mujeres, debemos sentir responsabilidad porque los derechos sean universales y se cumplan siempre para todas las personas en todo el planeta.

Es necesario que se cumpla el derecho a decidir abortar:

  • Libremente, es decir, sin tener que pedir permiso o dar explicaciones a las instituciones ni terceras personas.
  • De manera segura, es decir, hacerlo en clínicas destinadas a tal fin, no en lugares clandestinos poniendo en riesgo nuestra salud.
  • Gratuitamente, es decir, como todos los derechos de las personas este también debe estar amparado por el Estado.

Además de las clásicas reivindicaciones sobre la interrupción voluntaria del embarazo, necesarias en los países donde esta práctica es todavía un acto criminal, queremos sumarnos a una nueva vindicación que se empieza a realizar desde algunos colectivos feministas. Queremos que interrumpir voluntariamente el embarazo sea una decisión libre de la carga dramática que socialmente está ligada a ella. Los argumentos discursivos traumáticos para la mujer no pueden estar de nuestro lado.

Cada mujer es única y tiene una vivencia única de sus procesos, dejemos que sean las mujeres de todo el mundo quienes cuenten cómo han vivido su aborto y a legitimar su dolor si existe a hablar de la ausencia del mismo si no lo tuvieron.

Este dramatismo parece estar más presente en la sociedad que en las mujeres. Sociedad que se resiste a pensar que algunas mujeres se han sentido liberadas y felices, una sociedad que se siente amenazada y atemorizada por la creciente autonomía de las mujeres sobre su cuerpo, su espacio y sus derechos.

 

Historia de la campaña del 28 de septiembre en América Latina

La conmemoración del 28 de septiembre se remonta a 1990 cuando en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Argentina, la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano, decidió declarar este día como el Día por la Despenalización del Aborto.

Los colectivos del encuentro decidieron proclamar ese día tomando en cuenta que las complicaciones por el aborto inseguro y clandestino constituyen la primera causa de mortalidad de las mujeres en muchos de los países de la región.

Desde ese momento muchas más organizaciones de mujeres se han sumado a la campaña para demandar la despenalización del aborto en la región latinoamericana y caribeña.

En España, la interrupción voluntaria del embarazo ha sido ilegal durante muchísimas décadas. Se despenalizó en 1937 durante el periodo de la II República. También en 1985 aunque con fuertes restricciones. Y finalmente, la vigente ley de 2010, que regula que en las primeras 14 semanas de embarazo cualquier mujer podrá tomar libremente la decisión de interrumpir libremente su embarazo sin intervención de terceras personas en esta decisión.

 

Algunos datos mundiales y regionales sobre el aborto

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, publicados en un informe de 2008, unas 47.000 mujeres mueren al año por complicaciones en la práctica del “aborto inseguro”, por hacerlo de forma ilegal o clandestina.

Según Mujeres en Red, a nivel mundial, se practican cada día de forma insegura 55 mil abortos. De éstos el 95% se realizan en países en vías de desarrollo. Y estos abortos inseguros son los responsables de una de cada ocho muertes maternas.

Mundialmente, por cada siete nacimientos, se lleva a cabo un aborto inseguro. Se calcula que el aborto inducido en forma clandestina y condiciones inseguras es la causa de una de cada tres muertes maternas y de aproximadamente 800 mil hospitalizaciones por año en la región de Latinoamérica.

Personal profesional de la sanidad estima que asegurando un aborto seguro y de calidad se podrían prevenir entre el 20 y el 25% del medio millón de muertes maternas que ocurren actualmente en los países en vías de desarrollo.

Todos estos datos son fruto de unas políticas restrictivas, de un sistema paternalista y patriarcal que no nos permite el derecho a decidir sobre nuestras vidas, en América Latina el 95% de los abortos son inseguros, y en África el 97%.

En España la tasa de interrupción voluntaria del embarazo ha sido de 10,46 por 1.000 mujeres en 2014. Este dato es menor que en los últimos ocho años.

 

Despenalización del aborto para garantizar la salud y los derechos

La única forma de garantizar el derecho a la salud de todas las mujeres en este mundo y de que no tengan que pasar por experiencias traumáticas física y psicológicamente es despenalizar el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

Mujeres de todas las clases sociales y países tienen el derecho a poder abortar de una forma libre, segura y gratuita porque no solo su cuerpo es suyo, también las decisiones que toman en su vida.

Situación del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en el mundo:

Fuente: wikipedia

Fuente: wikipedia

leyenda_mapa_aborto

En casi todos los países llamados ricos o desarrollados el aborto es legal bajo cualquier circunstancia dentro de los plazos establecidos.

En África, a pesar de que la interrupción voluntaria del embarazo es legal en todos de países, el derecho a decidir de las mujeres está fuertemente restringido y no se puede hablar de una libertad  real para decidir qué hacer con la maternidad o con el cuerpo de las mujeres.

En América del Norte el derecho a decidir está bastante generalizado y despenalizado, aunque varía de algunos Estados a otros de los Estados Unidos.

En América Central el derecho a decidir se ve fuertemente politizado y penado en muchos de los países. Concretamente en Nicaragua, República Dominicana y El Salvador la interrupción voluntaria del embarazo es ilegal y considerada un crimen penado con cárcel. Y en los países donde es legal está muy restringido, vulnerando los derechos reproductivos y de salud de las mujeres.

La asociación Una flor por las 17 trabaja por la justicia social y los derechos de todas las mujeres en El Salvador.

Fuente imagen: esiglesia.org

Fuente imagen: esiglesia.org

 

En América del Sur la situación es algo más avanzada que en América Central, ya que las luchas feministas y los movimientos de mujeres han conseguido despenalizar el aborto en muchos países pero todavía les queda mucho por conseguir. La regulación para la interrupción voluntaria del embarazo es todavía muy restrictiva en muchos países y no se establece como un derecho claro y fundamental de todas las mujeres.

La situación del continente asiático en la regulación del derecho a decidir es también muy errática, a pesar de que en todos es aparentemente legal, en la mayoría las condiciones restrictivas y de acceso hacen que sea ilegal en la práctica.

En Europa en tan solo tres países; Malta, El Vaticano y Polonia el aborto es completamente ilegal.

En otros muchos países, como España, disfrutamos de unas libertades para decidir libremente si queremos interrumpir nuestro embarazo, que requieren ser mejoradas sin duda.

 

Por eso, y para que quede claro el reconocimiento a quien lucha por nuestros derechos, nos gustaría resaltar la labor de todas aquellas mujeres que día a día dedican sus esfuerzos para que el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo y sobre nuestra maternidad sea una libertad total en todos los países del mundo.

 

También a todas aquellas que se han quedado en el camino por tener que someterse a prácticas clandestinas, insalubres o que han sido asesinadas por un sistema patriarcal que no nos permite ser libres, y nos quiere calladas, sumisas, y en números reducidos.

 

Fuentes:

Recomendaciones de Cine sobre Aborto:

Abortar en Londres

abortar-en-londresAbortar en Londres cuenta la realidad de muchas mujeres que en la década de los sesenta y setenta se veían obligadas a marchar a un país extranjero para ejercer su derecho a abortar. El régimen dictatorial que existía en España no solo asesinaba a las mujeres sino que las desposeía de todo derecho sobre sus cuerpos.

 

Ver ficha de película >

El secreto de Vera Drake

el-secreto-vera-drake¿Cuál es el secreto de Vera Drake? Ayudaba a mujeres a abortar. Pero detrás de este secreto se esconden cientos más: la hipocresía de la sociedad, la violencia de las autoridades, la brecha de clases sociales, la dominación patriarcal, la hipocresía de las ideas, entre otros muchos secretos.

 

Ver ficha de película >

4 meses, 3 semanas, 2 días

4meses3semanas2dias4 meses, 3 semanas, 2 días es quizá la película que con más crudeza trata el tema del aborto clandestino. No es un alegato a favor del aborto legal ni en contra del clandestino, esta película relata la realidad, la dura realidad que vivimos las mujeres en un sistema que nos maltrata y nos oprime.

 

Ver ficha de película >

Si las paredes hablasen

si-las-paredes-hablasen¿Cuántas generaciones han tenido que sufrir el estigma que las sociedades se empeñan en poner al aborto? ¿Cuántas mujeres han tenido que morir por las condiciones de las clínicas clandestinas? ¿Cuántas mujeres no han podido ser sujetas de sus derechos y sus cuerpos por políticas represivas y violentas de la sociedad patriarcal?

 

Ver ficha de película >

Pin It on Pinterest