Una mujer asesinada es eso mismo, una mujer asesinada

22 Jun, 2016 | Artículos, Derechos Humanos, Feminismos, Violencia contra las mujeres

Una vez más, una más, una de nosotras, otra mujer asesinada a la que se le ha arrebatado la vida. Hasta cuántas tendremos que enterrar y cuántas veces tendremos que entrar en esta emoción de tristeza y rabia a partes iguales que nos provoca ganas de gritar y pelear.

Estamos cansadas, muy cansadas e indignadas una vez más ante esta falta de respeto hacia otra mujer asesinada, porque es totalmente injusto e inhumano que nos arrebaten la vida como para que además la prensa no haga honor a la verdad y el derecho a la información.

Querida prensa, radio y televisión. Una mujer asesinada es eso mismo, una mujer asesinada, “así como la tierra es redonda y nadie lo niega a día de hoy”.

Estamos hablamos en concreto del inhumano caso de asesinato a una mujer, una de las nuestras, por parte, supuestamente (que ironía), de un hombre de su entorno social. El tratamiento de la noticia en los medios es simplemente y sin rodeos “vergonzoso”. Arrancar el titular haciendo hincapié en que el vecindario no puede dar crédito de lo que ha pasado en su barrio y que el hombre en cuestión parecía tener un problema de drogas es mezclar churras con Merinas. ¿La violencia machista, esa que sufrimos las mujeres sólo por ser mujeres es ahora es un problema de drogas?

Señores y señoras periodistas, no desenfoquen la noticia y pónganse gafas violetas al escribir. Las mujeres a las que representamos en nuestras luchas queremos que lo importante en este titular sea que se ha cometido otro asesinato de una mujer por un hombre. Esto debería de ir en letras grandes (como cuando hacen las escasas veces que publican que “una mujer ha asesinado (aquí sí) a un hombre/su marido), preferiblemente a toda página y en todos los idiomas del mundo para que se lea la verdad, que no es otra que nos están asesinando.

Pero claro, siempre es más fácil llevar el foco de la atención al vecindario del agresor y su incredulidad, ni siquiera teniendo relación directa con el agresor, cuando en todo caso se le debería preguntar al entorno y la familia de la víctima, mujer asesinada, cómo era ella o cómo se sienten.

Pero aún hay más, aquí es donde nosotras no damos crédito, como le pasa al vecindario… En el cuerpo de la noticia tampoco se habla de asesinato de una mujer, sino que se habla de supuesto asesinato, que no supuesto asesino¿Supuesto asesinato? Creemos que éste es un hecho fácil de contrastar, la mujer está muerta o no lo está. No cabe duda al respecto. Aún más, toda incertidumbre se disipa porque el propio hombre es el que confiesa el crimen. Un asesinato brutal. Este monstruo machista no sólo acabó con la vida de esta mujer sino que además la descuartizó y la arrojó al río.

¿Por qué no es ese el titular? ¿Por qué el titular no es el brutal asesinato de un hombre contra una mujer? 

Independientemente de las características y circunstancias de la vida de la mujer o la relación que entre ellos existiese, nunca nadie tiene el derecho de ejercer un poder y fuerza concedidas por el patriarcado sobre otra persona para conseguir satisfacer sus impulsos violentos. Y qué casualidad que en su extensa mayoría sean los hombres utilizando, abusando, vejando, violando, maltratando hasta el asesinato a niñas y mujeres.

Nosotras opinamos que quien escribe los titulares no tiene una conciencia feminista ni empatía humana alguna, sino que es otro artículo más que tiene que escribir porque si realmente le pasara por las tripas lo que escribiría sería radicalmente diferente. No le duele, como nos duele a nosotras, como nos duele a todas las mujeres, el asesinato de una compañera, una vida más arrebatada por el simple hecho de ser mujer.

¿Qué pasa entonces? ¿Existe miedo por parte de la prensa a llamar a las cosas por su nombre por si cabe la denuncia, o el problema es todavía más serio?

Nosotras creemos que lo que sucede es que para las personas que manejan estos medios este brutal asesinato no es tan grave como para ponerlo en primera página. Que otra mujer ha sido asesinada simplemente es un asunto más que no afecta a la sociedad patriarcal dominanteAburridas estamos de temas que se repiten hasta la saciedad como la corrupción y no dejan de salir titulares en primera página, ¿qué ocurre entonces?, ¿que las noticias de asesinatos de mujeres no son tan importantes como que Mario Conde haya salido de la cárcel?

Aunque este asesinato no contará en las cifras oficiales de Violencia de Género del Estado, para nosotras supone otro caso claro de FEMINICIDIO.

Entendemos Feminicidio como “El asesinato de mujeres y niñas por hombres motivado por odio, desprecio, placer o un sentido de propiedad sobre las mujeres dentro de una estructura patriarcal que lo permite, refuerza y legitima”.

Estadística_Feminicidio_Gráfico

Fuentes: Feminicidio.net y Ministerio del Gobierno de España

 

Creemos que la Ley Integral de Violencia de Género debería recoger todos los feminicidios por ser asesinatos que son cometidos por hombres hacia mujeres por el hecho de ser mujeres y que van desde los asesinatos en el marco de la prostitución hasta aquellos cometidos en el ámbito familiar a niñas menores de 14 años.

Datos_AsesinatosViolenciaMachista

Fuentes: Feminicidio.net y Ministerio del Gobierno de España

 

El panorama es desesperante y mientras sigamos siendo nosotras las asesinadas, las violadas, las humilladas, las sometidas, las infravaloradas, las ninguneadas, las explotadas, las cuidadoras, las esclavas, las portadas de los periódicos no se llenarán de titulares sobre nosotras de forma justa.

Y es más, mientras nosotras no seamos quienes ocupemos puestos directivos de estas grandes empresas con gran poder para transformar el orden establecido y sigamos en el cuarto pequeño de al lado, las noticias no hablarán de nosotras.

No queremos competir ni demostrar que lo podemos hacer mejor, solo reivindicamos que nuestro enfoque y visión feminista no sigan siendo excluidas.

Nos gustaría decir que escribimos esto porque nos ha “llamado una vez más la atención” la falta de solidaridad de éste y otros medios de comunicación con todas nosotras, pero no sería la verdad. Escribimos estas líneas porque estamos cansadas de la manipulación global de los medios, respaldados por las instituciones gubernamentales.

Tampoco es la primera de las noticias que hablan de “mujer muere”, “mujer encontrada muerta”, cuando deberían decir claramente “mujer asesinada”. Otra de las manipulaciones para normalizar la situación que vivimos las mujeres en una sociedad que nos pone constantemente en la diana.

¿Por qué no se habla de violencia machista o violencia patriarcal? ¿Acaso las mujeres que la policía encuentra apuñaladas, quemadas vivas o asesinadas a golpes han muerto por puro azar? 

¿O se debe a que somos condicionadas a ser susceptibles de ser violentadas por hombres que se creen con poder superior y en posesión de un derecho ni siquiera cuestionado?

Estas mujeres, todas nosotras, son y somos asesinadas por violencia machista, por hombres que se creen con el derecho de disponer de nuestras vidas.

Pin It on Pinterest