Monólogos de la Vagina de Eve Ensler

15 Mar, 2016 | Artículos, Asesoramiento Sexológico, Empoderamiento, Feminismos, Videos

Monólogos de la vagina

Los Monólogos de la Vagina es un texto construido a partir de más de doscientas entrevistas con mujeres: jóvenes, mayores, amas de casa, dactilógrafas, desempleadas, prostitutas, negras, hispanas, asiáticas, bosnias, indias, judías, blancas… Estas mujeres han confiado a Eve Ensler sus experiencias, sus sensaciones, sus traumas, sus aspiraciones, sus angustias, sus alegrías, a veces las más íntimas, sobre temas como el aprendizaje de la sexualidad, la maternidad, el machismo, la nueva libertad amorosa, las agresiones sexuales… En cada una de estas historias, encontramos esta capacidad de decir lo indecible. Aborda directamente, mediante experiencias, la violencia infligida a las mujeres, ya tome la forma de violación, de violencias sexuales contra las niñas, la persecución del lesbianismo, el acoso sexual, las mutilaciones genitales femeninas…

 

La idea original de Los Monólogos de la Vagina le vino a Ensler tras un viaje a Bosnia en el que fue testigo de la violencia sexual ejercida sobre las mujeres como parte estrategia de guerra de las fuerzas serbias.

Cuando volví de mi primer viaje a Bosnia, traté de alertar a la gente para que hicieran algo. De veinte a setenta mil mujeres fueron violadas sistemáticamente como parte de una estrategia de guerra sin que nadie moviera un dedo para impedirlo. Todo ello en 1993, en el centro de Europa. Me sentía ultrajada. Y entonces, una de mis amigas me preguntó por qué me sorprendía tanto de que nadie actuase. Quinientas mil mujeres son violadas cada año en nuestro propio país, me dijo, y no estamos en guerra, bueno, teóricamente”.

Treinta años después de la Revolución Sexual la palabra “vagina” sigue siendo un tabú o cuando menos incómoda y no se suele mencionar. En su espectáculo, Eve Ensler, la cita 128 veces y no por casualidad.

“VAGINA. Ya está, lo he dicho. Otra vez: VAGINA. Hace tres años que lo digo y lo vuelvo a decir. Lo digo en los teatros, en las universidades, en los salones, en los cafés. Lo digo en la televisión cuando me dejan hablar. Lo digo ciento veintiocho veces cada noche en mi espectáculo. Lo digo porque creo que lo que no se dice se convierte en un secreto, y en los secretos, a menudo, arraiga la vergüenza, el miedo y los mitos. Lo digo porque quiero poder decirlo un día sin sentirme incómoda, sin vergüenza y sin culpabilidad. VAGINA“.

La autora se ha propuesto retirar desde un principio todos los velos de ignorancia y opresión que han sometido a las mujeres mediante la anulación de su sexualidad. Con sinceridad y determinación, Ensler se embarca en la cruzada de devolver a las mujeres lo que les ha sido arrebatado: el amor de su cuerpo y de ellas mismas, y el derecho a disfrutar de él, contando por otra parte la alegría de ser mujer, el placer, el gozo de ser amante, el orgullo de ser madre. Atreverse al florecimiento tanto físico como intelectual. Atreverse a conocerse, reconocerse como cuerpo, como ser sensual, sensible, sensitivo… sin tabú y sin malestar.

¿Estáis preocupadas, eh?” Yo también lo estoy. Por eso decidí escribir esta obra. Me preocupaban las vaginas. Me preocupaba lo que se piensa de ellas y, aún más lo que no se piensa… Necesitaba encontrar una especie de contexto, de comunidad, de cultura de la vagina. Existe tanto misterio y tantas sombras que el tema se asemeja a un Triángulo de las Bermudas del que nadie regresa para contarlo“.

El carácter feminista de la obra es más que evidente. El título no engaña a nadie. Se habla de mujeres desde la perspectiva de las mujeres, y es por ello una obra feminista, reivindicativa y política

La producción de Los monólogos de la vagina se ha vuelto el pilar en el que se apoya el proyecto de V-day. La “V” es por “San Valentín”, “vagina” y “victoria”. Por medio del nombre, V-day, se busca establecer una conexión entre el amor y respeto a las mujeres, y el fin de la violencia contra ellas.

Cada año, entre el 1 de febrero y el 8 de marzo (el Día Internacional de la Mujer), grupos de voluntariado alrededor del mundo llevan al escenario la obra de Ensler para recaudar fondos en ayuda a programas regionales que combaten la violencia contra las mujeres y las jóvenes, que incluye refugios para víctimas de violencia contra las mujeres y centros de apoyo para víctimas de violación.

 

El libro: Los Monólogos de la Vagina

portada_monologos-de-la-vagina_eve-ensler¿Qué tienen en común Susan Sarandon, Whoopi Goldberg, Melanie Griffith y Winona Ryder? Todas ellas, además de otras reconocidas actrices, han subido al escenario a interpretar Monólogos de la vagina. Esta obra, que en 2001 fue elegida en Estados Unidos para abanderar la lucha contra los malos tratos a mujeres, es el resultado de las entrevistas que Eve Ensler realizó a más de doscientas mujeres para escribir su obra teatral del mismo título.

Estaba preocupada por las vaginas. Me preocupaba lo que pensamos sobre la vaginas, y aún más que no pensáramos sobre ellas. Así que hablé con más de doscientas mujeres, hablé con mujeres mayores, jóvenes, casadas, solteras, lesbianas, profesoras universitarias, actrices, ejecutivas, prostitutas, norteamericanas, afroamericanas, asiáticas, hispanas, blancas y judías. Al principio se sentían cohibidas. Pero una vez que se animaban, ya no había forma de pararlas”.

Eve Ensler es la autora teatral y guionista de esta obra que tuvo un gran éxito en Off-Broadway y se ha representado en todo Estados Unidos, así como en Jerusalén, Zagreb, Londres, Madrid y Barcelona. En todas partes donde se ha representado ha cosechado un enorme éxito de público.

 

La obra y sus conceptos

Los Monólogos de la Vagina está formada por un número variable de monólogos leídos por un número de mujeres. Eve Ensler realizó cada monólogo ella misma. Cada monólogo de alguna manera se relaciona con la vagina, ya sea a través del sexo, el amor, la violación, la menstruación, la mutilación, la masturbación, el nacimiento, el orgasmo y la variedad de nombres para la vagina, o simplemente como un aspecto físico del cuerpo. Un tema recurrente en toda la pieza es la vagina como un instrumento de poder femenino, y la última encarnación de la individualidad.

La obra ganó un premio Obie, ha sido traducida a más de 45 idiomas y llevada al escenario en casi 120 países. En canal HBO también produjo una serie con Ensler basada en esta obra.

Algunos monólogos son:

  • Yo tenía doce años, mi madre me dio una bofetada: un coro que describen el primer periodo menstrual de muchas de jóvenes y niñas.
  • Mi Vagina enojada: en la que una mujer con humor habla acerca de las injusticias forjadas en contra de la vagina, como tampones, duchas vaginales, y las herramientas utilizadas por los obstetras y ginecólogos
  • Mi vagina era mi pueblo: un monólogo de datos de los testimonios de las mujeres bosnias víctimas de campos de violación.
  • El pequeño Coochie Snorcher que sí pudo: una mujer recuerda los recuerdos de experiencias sexuales traumáticas en su infancia y que se describe como “la curación positiva” la experiencia sexual en su adolescencia con una mujer mayor. En la versión original, que es 13, pero versiones posteriores cambiaría su edad a 16 años. Esta obra en particular ha suscitado numerosas controversias y críticas debido a su contenido (véase más adelante).
  • Reivindicación del Coño: una obra narrada por una mujer que pone de manifiesto que la palabra “coño” en sí es una palabra muy bonita a pesar de sus connotaciones desconcertante
  • La mujer que amaba hacer vaginas felices: en el que una trabajadora del sexo para las mujeres discute los detalles interesantes de su carrera y su amor por las mujeres que dan placer. En varias actuaciones que a menudo se llega al final de la obra, literalmente, culminando con una manifestación vocal de un “orgasmo triple”.
  • Debido a que a él le gustaba mirarla: una mujer describe cómo pensaba que su zona púbica era fea y se avergonzaba de pensar en ella, pero cambió de opinión debido a una experiencia sexual con un hombre llamado Bob que le gustaba pasar horas mirándola.
  • Yo estuve allí, en la habitación: un monólogo en el que Eve Ensler describe el nacimiento de su nieta.

 

Representaciones teatrales alternativas:

En El Teatro Galerías, En La Ciudad De Guadalajara México (24 Enero, 2014)

Pin It on Pinterest