Qué esperar cuando estás esperando

por | 12 Mar, 2016 | Cine, Constelaciones Familiares Imaginativas, Educación Emocional

Qué esperar cuando estás esperando es una película inspirada en el libro best-seller de Heidi Murkoff más popular sobre el embarazo, con más de 20 millones de ejemplares vendidos (sorprendente cuanto menos). Esta película habla sobre cinco parejas que están a punto de conocer las diferentes emociones, los miedos y los quebraderos de cabeza que les  supone el hecho de ser madres y padres.

 

Título original: What to Expect When You’re Expectingmaternidad-que-esperar

Director: Kirk Jones

Año: 2012

Duración: 110 min.

País: Estados Unidos

Guión: Shauna Cross, Heather Hach (Libro: Heidi Murkoff)

Música: Mark Mothersbaugh

Fotografía: Xavier Pérez Grobet

Reparto: Cameron Diaz, Matthew Morrison, Dennis Quaid, Elizabeth Banks, Anna Kendrick,Jennifer Lopez, Rodrigo Santoro, Chris Rock, Brooklyn Decker

 

Lo primero que tenemos que decir sobre esta película es que solo aborda la maternidad y la paternidad desde un tipo concreto de pareja  y es la “heterosexual” por lo que nos encantaría invitar a las personas lectoras que nos pudieran sugerir nuevas películas que habiéndose  convertido o no en un best seller, nos ofrezcan realidades de multitud de formas distintas de  formar parejas, amar y criar.   Esta es la razón de esta recomendación cinematográfica, ya que en ocasiones las películas podemos enfocarlas como un aprendizaje para ver qué es lo que les falta en esa realidad que quieren mostrarnos.

Salvando las carencias en sus enfoques que nos ofrece  esta película, “ Qué esperar cuando estás esperando trata de algunos embarazos, de algunos de los “ deseos” que no “instintos maternos”, de tener un bebé y la manera en que se vive tanto para algunas madres como para algunos  padres, en sus diferentes momentos y evolución en esos nuevos rolles pero, por favor, no caigamos en la generalidad de pensar que todas las mujeres al ser madres han de vivir la maternidad de forma homogénea al igual que con los hombres cuando son padres, no todos son padres amantísimos ni padres despegados.

La pluralidad de la experiencia en ser madre y padre está en “qué“ nos lleva a serlo y que tipo de cuidados y vínculos queremos construir con el bebe o hijo hija y con o sin pareja. Al fin y al cabo se trata de  una comedia  a la cual no encontramos la profundidad de su éxito pero que reconocemos como divertida y nos acerca a la realidad de cinco parejas cuyas vidas cambian de forma radical ante el reto que supone ser padres y madres.

Entusiasmados con la idea de formar una familia, la gurú de la buena forma física en televisión, Jules, y su compañero Evan, la estrella de un programa de baile, no tardan en descubrir que no pueden seguir con su explosiva vida de famosos ante las exigencias inesperadas de un recién nacido.

Por su parte Wendy, una apasionada autora de libros sobre bebés, tendrá que tragarse sus consejos militantes cuando las hormonas del embarazo empiecen a marcar otra realidad en su vida cotidiana. Mientras tanto Gary se esfuerza en estar a la altura de su competitivo padre, que espera gemelos con Skyler, su jovencísima esposa. Nos entristece enormemente que  en esta película también se muestre una rivalidad entre mujeres que responde a un interés patriarcal de hacernos creer que las mujeres somos envidiosas entre nosotras malignamente siendo incierto rotundamente y  consiguiendo dividirnos en nuestra solidaridad por aquellas cuestiones que nos afectan  a nosotras por el hecho de ser mujeres. SORORIDAD. La fotógrafa Holly está dispuesta a cruzar el mundo para adoptar a un niño, pero su marido Alex no está nada convencido e intenta tranquilizarse yendo a un grupo de apoyo para hombres donde los nuevos padres le cuentan todo tal como  ellos lo viven. Los dos cocineros móviles y rivales, Rosie y Marco, sucumben a la pasión y deberán enfrentarse a un dilema: ¿Qué se hace cuando hay un bebé en camino antes de la primera cita de verdad?

A pesar de ser una película tipo ‘fast food’ para ver una tarde lluviosa de domingo, tiene algunos momentos de humor bastante memorables. Quizá su punto más  cómico  sea la subtrama dedicada al cuarteto de padres que se reúnen semanalmente para liberar tensiones y contar todo lo que hacen mal sin posibilidades de reproches y con la obligación de mantener el secreto. Se crea así un espacio íntimo donde se traslucen algunos miedos de la paternidad y de la masculinidad hegemónica  tan poco escuchados en alto en la vida real.En resumen, presentamos una película con una puesta en escena divertida y que busca la complicidad de la audiencia, elaborando un film con un humor algo más ácido de lo habitual y un agradable punto de mala leche pero…¡juzguen ustedes!  

 

Pin It on Pinterest