¿Es seguro rellenar las botellas de plástico?

14 Jun, 2019Artículos, Ecofeminismo

Mucha gente se pregunta si es seguro rellenar las botellas de plástico para beber agua o si esto tiene consecuencias para nuestra salud. Hasta hace poco tiempo era algo que no ocupaba nuestra atención. Sin embargo, recientemente se han conocido los efectos de compuestos derivados del plástico, que se liberan en el contenido de los envases, ya sea agua o cualquier tipo de alimento. Uno de estos compuestos es el denominado Bisfenol A (BPA), cuya peligrosidad reside en ser un disruptor endocrino. ¿Qué significa esto?

Estas sustancias se desprenden del plástico utilizado para envasar los alimentos, de esta forma entran en nuestro organismo y actúan en él, alterando procesos fisiológicos. Los disruptores endocrinos se asocian con padecimientos como el cáncer de mama, de próstata, con la diabetes o los problemas de obesidad, en este último caso, debido a que los disruptores endocrinos podrían enviar señales falsas a ciertos órganos, como el páncreas.

Desde 2011 la Unión Europea prohíbe la presencia de plásticos capaces de liberar BPA, en biberones y juguetes que se puedan llevar a la boca de las y los niños pequeños, aunque seguía permitido en envases destinados a alimentos.

Sin embargo, en 2015, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria re-evaluó el BPA como un componente peligroso y en 2017 fue incluido en la lista de sustancias altamente preocupantes por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas.

Los informes científicos han demostrado que estas sustancias existen como el BPA y son dañinas para los organismos vivos, por lo que, mientras las autoridades llegan a un acuerdo, las personas podemos prevenir el consumo inconsciente de estos disruptores endocrinos.

Una de estas formas es evitando reutilizar las botellas de plástico. También es recomendable que, al utilizar el microondas, calentemos los alimentos en recipientes de vidrio, o en caso de hacerlo en táperes, que sea en aquellos indicados específicamente para ese uso.

Reciclar botellas de plástico sí, pero con qué usos

Otra circunstancia que debemos vigilar es la proliferación de plásticos de un sólo uso que contaminan, segundo a segundo, todo el planeta. El dilema no está en rellenar o no las botellas de plástico, sino en dejar de consumir agua embotellada.

Lamentablemente, en muchos lugares del planeta es la única opción, debido a que el agua corriente no es potable, ni apta para el consumo humano y no existe voluntad política para resolver un problema que es alarmante, como lo es la escasez de agua para consumo humano.   

Existen otro tipo de envases conocidos como plásticos PET, que son altamente resistentes a la corrosión por ácidos y a elevadas temperaturas, y que no liberan ningún tipo de sustancias con efectos nocivos para la salud.

¿Cómo podemos saber si un plástico es nocivo?

Hay etiquetados en las botellas para indicarnos si pueden ser reutilizadas de forma segura. Por ejemplo las botellas de plástico que estén marcadas con un triángulo que contenga los números 1, 2, 4 y 5 pueden ser reutilizadas tantas veces como se desee.

Pero aquellas botellas de plástico que lleven un triángulo con los números 3, 6 y 7 deben ser evitadas para su reutilización alimentaria porque pueden contener PVC, Poliestireno o Bisfenol.

botellas etiquetado como saber si podemos reutilizar una botella bpa free boicot al plastico

Si reutilizas las botellas que son de plástico seguro para beber agua, también es recomendable lavarlas a menudo como cualquier utensilio de la vajilla, pues acumulan microorganismos al estar en contacto constante con nuestra boca.

Estas medidas es conveniente adoptarlas cuando los plásticos a los que hacemos referencia están en contacto con la comida. Y es que el plástico ha pasado a formar parte de nuestra vida cotidiana pues una gran cantidad de los alimentos que consumimos, tienen algún envoltorio de plástico.

El negocio del agua embotellada

El problema es que se nos sigue negando el acceso a los recursos fundamentales, como la energía y el agua. De momento, aún no nos cobran todavía por el aire contaminado que respiramos. Pero el agua, un recurso vital, no está al alcance de toda la humanidad.

Según informes de la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (Aneabe), el agua es la bebida embotellada que más se consume en territorio español. España es el cuarto productor de agua embotellada y el quinto en consumo, tal y como indica la estadística de la Federación Europea de Aguas Envasadas.

Países productores de agua embotellada

Países consumidores de agua embotellada

Alemania

Italia

Italia

Alemania

Francia

Bélgica

España

Portugal

 

España

Fuente: EFBW

En cuanto al consumo de agua en el mundo, es México quien consume más agua embotellada.

Personas especializadas en nutrición recomiendan no dejarse engañar tan fácil por la supuesta variedad de aguas para el consumo humano, pues el agua del grifo, por lo menos en los países de la Unión Europea, no es mejor, ni peor que el agua embotellada.

Lo que sí es verdad, es que hay aguas con mayor o menor mineralización, según la región de donde proceden, sin embargo, sigue siendo un bien que se puede consumir desde el grifo y que no produce efectos nocivos para la salud.

Con el agua embotellada, no sólo se paga por un bien escaso, sino que además se sostiene una industria que es altamente contaminante.

En este país es un privilegio poder beber agua del grifo sin huella ecológica, por tanto, es insostenible que la gente siga comprando agua embotellada, pues se estima que el 90% del precio que se paga es por el envase, no por el agua en sí. ¿Absurdo, verdad?

Con este artículo de nuestro blog sobre ecofeminismo queremos invitarte a tomar conciencia de cuáles son las opciones combinando variables como la ecología, la salud, el consumo responsable y los recursos que nos ofrece nuestro entorno, porque:

«Gota a gota el agua se agota.

Y recuerda, el agua que no has de beber, NO la dejes correr»

Pin It on Pinterest