Entrevista en Onda Vasca sobre Alimentación Consciente

1 Jul, 2019Alimentación Consciente, Artículos

Os compartimos un extracto de la Entrevista en Onda Vasca sobre Alimentación Consciente que hicieron a Miriam Herbón el pasado Domingo. 

Euskadi tiene fama de buen comer. La gastronomía del País Vasco es conocida en muchas partes del mundo. Pero comer bien no significa comer sano. Un tercio de la población del País Vasco sufre obesidad. Un dato que se dice rápido pero es muy preocupante.

En el espacio Con fundamento de Onda Vasca con Ángel Sánchez de Getxo Elika se habla de no solo qué comer sino de cómo sentir eso que comemos. Sobre todo se habla de alimentación sana en el País Vasco así como de diferentes iniciativas en los municipios vascos para promover una alimentación saludable. Muchas de estas actividades están dirigidas a personas jóvenes de Euskadi para que aprendan a comer de manera sana cuanto antes. En un futuro serán ellos y ellas quienes nos ayudarán a mejorar nuestra relación con la comida. Porque somos lo que comemos y seremos lo que comamos.

Una de las partes más importantes de la alimentación es ser consciente de lo que comemos. Además de una Atención Plena o Mindfulness en nuestra vida también creemos importante aplicarlo a la comida a través del Mindful Eating.

El Mindfulness es una palabra que ahora está más de moda pero la Atención Plena es decir, la meditación ya se lleva realizando desde hace cientos de años. El Mindful Eating o Alimentación Consciente es una extensión de esa atención plena a la vida.

El comer es un acto cotidiano pero en el que tenemos que pensar cuál es la presencia de nuestra mente y nuestro cuerpo en este acto rutinario que es el de ingerir comida.

La comida tiene dos funciones principales: el placer, el comer para sentirnos nutridas desde la idea de que la comida sea placentera. La segunda función es conseguir energía para la vida. Como esta necesidad de energía es algo tan recurrente ya no reparamos en este acto. Pero es muy importante pensar en cómo comemos y por qué ya que mucha gente come por energías negativas por ansiedad, depresión, mal humor… y no se da cuenta.

Los alimentos como anestesia emocional

Todo lo que no es hambre física es esa tapadera o anestesia emocional que justificamos. Es tan recurrente hacer esto que no vemos todas las emociones (miedo, rabia, frustración) y las carencias emocionales que estamos tapando al comer. ¿Por qué comemos para tapar emociones? Porque es mucho más rápido ingerir comida para tapar algo que enfrentar aquello que te ha hecho mal. Comer es algo más barato que afrontarnos a nuestra realidad.

¿Cómo diferenciar el hambre física del hambre emocional? El hambre física es gradual, nunca es remepntina que tienes que solucionar en el momento. El hambre emocional, en cambio, es de antojo, repentina y sientes la necesidad de saciarla en cuanto surja.

En el hambre física aceptamos todo tipo de comida. No tenemos antojo de algo concreto. Si ocurre algo así, si pensamos «tengo hambre de chocolate» entonces sabemos que claramente es un hambre emocional. Porque el hambre física acepta cualquier alimento para saciar el hambre aunque sea una comida que no nos guste.
Un ejemplo claro:
Si tu piensas en comer chocolate y no hay, solo puedes comer una manzana porque es lo que tienes en ese momento…. Si tu aceptas esa manzana, entonces es hambre física. Si no la aceptas, claramente es hambre emocional.

Nos gustaría destacar que en el mundo en el que vivimos estamos en el privilegio de pensar en cómo comer ya que tenemos esa necesidad básica cubierta. Hay muchas personas que no están en este nivel. Porque la alimentación también sufre de desigualdad y sufren hambre física real todos los días.

Es por ello, que parte de nuestra acción de Alimentación Consciente o Mindful Eating es agradecer los alimentos que tenemos en nuestro plato. Al agradecer y honrar esos alimentos estamos también honrando al cuerpo que es el recipiente, el templo donde va a suceder la vida y se va agradecer esos alimentos que tenemos en el plato.

Aunque lo que sobre, comiendo de manera responsable no va a ir directamente a una persona que no tenga para comer, sí conseguimos ser responsables de manera emocional. Así, de esta forma, se va limando poco a poco el hecho de no proporcionarnos más comida de la que necesitamos para vivir. Al final la comida representa una relación: comer es una relación intima entre la comida y la persona pero a su vez con la vida. ¿Qué tipo de relación quiere llevar cada persona con la vida?

Slow Food y Real Food y su relación con la Alimentación Consciente

El Slow food es una manera de propiciar la alimentación consciente. El «ir despacio» no debería aplicarse solo a la comida sino a todos los ámbitos de nuestra vida. Pero la comida tiene aún más excusas para comer despacio pues tiene colores, sabores, texturas, olores… que te permiten comer de manera lenta siendo consciente de todas esas características.

Hay a muchas personas que comer lento le parece muy difícil. Pero es importante comer de manera tranquila ya que las hormonas que activan la saciedad leptina y grelina, nos dan el mensaje de que estamos satisfechos o satisfechas, veinte minutos después de empezar a comer. Si no damos tiempo en esa rapidez de comer a que surja este mensaje de saciedad, vamos a creer que no estamos satisfechas con la comida y finalmente acabaremos llenas, rebosadas. Es importante diferenciar entre estar saciada y estar llena. Saciada no es «Llenar el depósito». Es por ello que es muy importante comer lento. La saciedad es clave para una alimentación consciente. Os invitamos a comer como si fuera la primera vez que degustamos ese alimento que nos vamos a llevar a la boca.

 

Real food o comida real. Se trata de una alimentación propia basada en la naturaleza tierra. Es decir, lo que realizaban nuestros abuelos y abuelas comiendo aquellos alimentos que cultivaban en sus propias huertas. Pero es comer sin las «drogas blancas» es decir sin la sal y la harina. Es importante el poder quitar esas drogas blancas, esos elementos adictivos y nocivos que afectan a nuestro cuerpo como si fuera una droga.

Aunque promover la alimentación natural es importante, queremos destacar que hay que tener cuidado en noa cabar en la Ortorexia, la obsesión por comer sano. Hay que tener cuidado en no acabar usando el extremo, aquellas personas que se obsesionan con la alimentación vegetariana o sana para disfrazar un trastorno de alimentación. Hay que renunciar a alimentos no naturales pero tampoco obsesionarnos porque hay no está la vida, sino el estrés y la angustia.

Si quieres saber más sobre la Alimentación Consciente, Real Food o Slow Food puedes participar en nuestros Talleres de Alimentación Consciente en Bilbao para vivir a través de la alimentación honrando la vida o si lo prefieres hacer una consulta individual en Bizkaia. También te invitamos a ver nuestros próximos eventos en nuestro calendario y a unirte a nuestro grupo de facebook de Alimentación o lista de difusión via mail o whatsapp donde avisamos de los próximos cursos en Euskadi sobre Alimentación Consciente. 

Talleres de Alimentación Consciente

A través de la atención y experimentación que practicaremos en los talleres de Alimentación Consciente aprenderás a tener una relación sana con la comida y a sentirte feliz en tu cuerpo.

Más información >

Pin It on Pinterest