relaciones sanas, educacion emocional, buen trato, amor

Diferencia entre enamoramiento y amar

5 Abr, 2016 | Artículos, Coaching, Educación Emocional, Empoderamiento

Diferencia entre enamoramiento y amar

El arte de amar

Erich Fromm

Nos enamoramos cuando conocemos a alguien
por quien nos sentimos atraídas 
y dejamos caer frente a él o ella
las barreras que nos separan de los demás.

Cuando compartimos con esa persona 
nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos, 
tenemos la sensación de que, por fin, 
hicimos una conexión con alguien.

Este sentimiento nos produce gran placer, 
hasta la química de nuestro cuerpo cambia, 
dentro de él se producen
unas sustancias llamadas endorfinas.

Nos sentimos felices y andamos todo el día 
de buen humor y atontadas.

Cuando estamos enamoradas nos parece que 
nuestra pareja es perfecta
y la persona más maravillosa del mundo.
Esa es la diferencia entre enamoramiento y amor.

Empezamos a amar 
cuando dejamos de estar enamoradas.

¿Qué? Así es.

El amor 
requiere conocer a la otra persona, 
requiere tiempo, 
requiere reconocer los defectos del ser amado, 
requiere ver lo bueno y lo malo de la relación.

No quiere decir que enamorarse no es bueno, 
al contrario, es maravilloso.
Sin embargo, es sólo el principio.

Muchas personas son adictas a estar enamoradas. 
Terminan sus relaciones cuando la magia
de haber conocido alguien nuevo desaparece;
cuando empiezan a ver defectos en la otra persona 
y a darse cuenta que no es tan perfecta como pensaban. 

El verdadero amor no es ciego. 

Cuando amas a alguien
puedes ver sus defectos y los aceptas, 
puedes ver sus fallas y quieres ayudarle a superarlas.

Al mismo tiempo,
esa persona ve tus propios defectos y los entiende.

El amor verdadero está basado en la realidad, 
no en un sueño de que encontraste a tu príncipe azul 
o a tu princesa encantada.

Encontraste a una persona maravillosa, de acuerdo, 
pero no es perfecta ni tú tampoco.

Encontraste a tu alma gemela,
pero también los gemelos discuten
y también tienen diferencias.

Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo
de esa persona y después amarla.
El amor es una decisión consciente.

Muchas veces oímos de personas que dicen 
que se enamoraron de alguien
y que no pueden evitarlo.

Qué se supone 
¿que es una cuestión de suerte?

Qué se supone 
¿que amamos por arte de magia?

Qué se supone 
¿que alguien más tiene poder sobre nosotras?

De ninguna manera. 
Puedes sentir una gran admiración por alguien, 
puedes desear tener una relación con alguien,
puedes estar muy agradecida
por lo que alguien ha hecho por ti,
pero… no la amas.

El amor nace de la convivencia, 
de compartir, de dar y recibir, 
de intereses mutuos, de sueños compartidos.

Tú no puedes amar a alguien que no te ama, 
o que no se interesa en ti.
El amor verdadero es recíproco.

Recibes tanto como das.

Si en este momento, 
tú misma tienes un “amor imposible”
debes estar molesta conmigo, tal vez estas pensando:
¿Cómo es posible que me digas esto?
¿Que no ves que es amor lo que siento?

No te culpo. 
Yo también tuve alguna vez amores imposibles
y también sentí la frustración de que esa persona
no me hiciera caso o me abandonara.
Pero te repito.
No puedes amar a alguien que no te ama.

Haz este experimento: 
Llena el espacio en blanco con el nombre de tu
“amor imposible”

“Amo intensamente a__________ aunque 
no muestre el más mínimo interés en mi.”

“Nunca voy a estar con__________ pero 
lo amaré por siempre.”

“Voy a amar a _________ sin importar 
que me trate mal o no me haga caso.”

“Si no tengo el amor de ________ no
amare a nadie más.”

¿Cómo te sientes? 
¿Alguna de estas frases te suena familiar? 

Las frases anteriores no hablan de amor verdadero,
hablan de lo siguiente:

* Baja autoestima: 
tú no mereces ser ignorada por nadie, 
mucho menos ser tratada mal.

* Temor de hacerte responsable de tus sentimientos: 
si te aferras a alguien que sabes no podrás conseguir, 
te evitas el trabajo de buscar a alguien 
que te haga caso.

* No hacerte responsable de ti misma: 
si le das a alguien más poder sobre ti, 
evitas tomar tus propias decisiones.

* Miedo: 
¿qué tal si en lugar de estar sufriendo por esta persona en particular, 
te olvidas de él/ella y te pones a buscar alguien 
con el/la que si puedas tener una relación?

Lo has intentado ¿verdad?, pero no puedes. 
Ahora llena las siguientes frases 
con el mismo nombre:

“Pienso que_________ es maravilloso(a) 
pero, como se que hay pocas probabilidades 
de que exista algo entre nosotro(a)s, 
buscaré alguien que este disponible para mi.”

“Veo que_________ no puede ver lo mucho que valgo, 
buscaré alguien que pueda.”

“Yo soy un ser humano digno de amor y respeto,
si________ no me lo da, 
alguien más lo hará.”

“Me amo, así que nunca más permitiré 
que________ me menosprecie.”

Las frases anteriores sí hablan de amor verdadero. 
Amor por ti misma que, como ya dijimos, 
es la base del amor.

En resumen: 

* El enamorarse no es lo mismo que amar.

* Tú decides a quien amar.

* No puedes amar a quien no te ama.

* El amor esta basado en la realidad.

* El amor no es ciego.

* Sí, el amor está basado en la realidad,
pero también tus sueños los puedes alcanzar.

* Por eso, analiza y busca la forma de
encontrar el amor en la persona de tus sueños.

“Empezamos a amar no cuando encontramos una persona perfecta,
sino cuando 
aprendemos a ver perfectamente una persona imperfecta.”

 

Fuente: “El arte de amar“, Erich Fromm

Vídeo Entrevista a Erich Fromm (subtitulada a español)

Erich Fromm

Erich Seligmann Fromm (23 de marzo de 1900 en Fráncfort del Meno, Hesse, Alemania-18 de marzo de 1980 en Muralto, Cantón del Tesino, Suiza) fue un destacado psicoanalista, psicólogo social y filósofo humanista. Miembro del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Fráncfort, Fromm participó activamente en la primera fase de las investigaciones interdisciplinarias de la Escuela de Fráncfort, hasta que a fines de los años 40 rompió con ellos debido a la heterodoxa interpretación de la teoría freudiana que desarrolló dicha escuela, la cual intentó sintetizar en una sola disciplina el psicoanálisis y los postulados del marxismo. Fue uno de los principales renovadores de la teoría y práctica psicoanalítica a mediados del siglo XX.

Te puede interesar:

relaciones sanas, educacion emocional, buen trato, amorAmor romántico y violencia simbólica

Amor romántico y violencia simbólica, un matrimonio bien avenido, es una ponencia que realicé hace un tiempo sobre el vínculo entre el amor romántico y la violencia simbólica y la relación natural que se da entre ellas, tal como funciona un matrimonio bien avenido. Es una ponencia de 2011 pero que, lamentablemente, sigue siendo un tema de actualidad. De rigurosa actualidad diría, teniendo en cuenta los casos de violencia y control que se dan entre las personas, aún más jóvenes incluso, y el bombardeo incesante de los medios reforzando y normalizando los patrones de conducta y roles que de mujeres y hombres se espera que reproduzcan (…)

Leer más >

Pin It on Pinterest