Cuidados feministas para mejorar nuestra salud

18 Jul, 2019 | Artículos

El pasado 7 de abril se celebró en todo el mundo el Día internacional de la salud, ocasión que aprovechamos para visibilizar la salud emocional, a través de un enfoque feminista.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) La salud se define como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” por lo tanto para lograr una salud plena, nuestro estado de bienestar no debe ser solo físico, sino también mental y emocional.

Para mejorar nuestra salud mental es importante aprender a conocernos y reconocer nuestras emociones y sentimientos. Tener el control de nuestras emociones significa apreciar y valorar aquello por lo que sentimos gusto en la vida, apreciar nuestra capacidad para divertirnos, ver la vida de forma positiva, tener buena autoestima, construir relaciones sanas en nuestros entornos y aprender a lidiar con el estrés, la ansiedad y los problemas del día a día de una forma que no nos afecte. Ya sabemos, decirlo es fácil ¿no? pero ponerlo en práctica no tanto. Recordemos que para mantener nuestra salud física se nos recomienda hacer ejercicio, pues en este caso existen también prácticas de entrenamiento mentales (meditación) que pueden ayudarnos a controlar nuestras emociones, los que recomendaremos más adelante.

Conexión entre las emociones y la salud física

Nuestro cuerpo está ligado con nuestra mente y esta con nuestro cuerpo, por lo tanto, lo que llegamos a sentir tiene repercusiones en nuestra salud física. Las emociones afectan nuestro organismo, al igual que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado de ánimo, muchos de nuestros problemas mentales afectan nuestra salud. Las enfermedades invisibles, más conocidas como enfermedades psicosomáticas son cada vez más comunes, y difícil de identificar, ya que la mayoría no presenta síntomas médicos y por lo tanto no se consideran como urgentes. Entre las enfermedades más comunes están las relacionadas con el estrés y la ansiedad tales como: la presión arterial, depresión, problemas en la piel, problemas digestivos, trastornos menstruales, migrañas y dolores de cabeza, entre otros.

La importancia del autocuidado

El autocuidado es la capacidad que tenemos las personas para cuidar de nosotras mismas, querernos, respetarnos y mimarnos, con el objeto de promover nuestra salud y prevenir enfermedades. Existen diversas prácticas de autocuidado, que van desde una buena alimentación, es muy importante adquirir hábitos saludables en nuestra alimentación, que permitan una nutrición equilibrada que nos pueda llevar a tener un rendimiento estupendo tanto físico como mental en nuestro día a día. Una dieta inadecuada puede generarnos muchos problemas, y aparición de enfermedades como diabetes, hipertensión y muchas otras. Otra práctica de autocuidado muy importante es el manejo de estrés pues cada día son más las personas que como consecuencia de lo agitada y competitiva que resultan las situaciones laborales y sociales ven afectadas su calidad de vida. Los síntomas que pueden presentarse como consecuencia del estrés son muchos y muy peligrosos entre estos la ansiedad, depresión, baja autoestima, irritabilidad, enfado, miedos, obsesiones, tensión muscular, alteraciones en el sueño, y muchas otras que pueden generar una serie de situaciones negativas.

Nuestras relaciones sociales

Es muy importante aprender a participar de la sociedad, y de todo lo que trae consigo, por lo tanto es necesario aprender a tomar posiciones frente a las demandas sociales y cuidar esas relaciones que sí son positivas, nos hacen mantener buenas relaciones humanas.                      

Recreación y tiempo libre

Las prácticas recreativas son actividades complementarias a los procesos de aprendizaje, desarrollo cultural, principalmente a nuestro desarrollo personal, es una herramienta que nos ayuda a romper con los padecimientos  de diversos tipos como sentimientos de marginación y exclusión, los cuales a su vez se relacionan con la pérdida de la autoestima.

La propiedad del autocuidado es el control de cada persona de su salud, de su empoderamiento, es obligación de la sociedad actual promover prácticas eficaces de autocuidado en todas las personas logrando así un bienestar pleno.

Cuidados feministas en nuestros entornos

Nuestras responsabilidades cotidianas como mujeres, tanto en nuestros entornos personales como en nuestros trabajos supone una gran inversión de tiempo y energías. Todas las mujeres merecemos invertir por lo menos 10 minutos de nuestro día en cuidarnos, y para ello no necesariamente tenemos que ir a un spa, puedes relajarte, tomar un té, llamar a una amiga, leer, desconectar de la rutina, respirar, meditar, hacer yoga etc. Algunas claves feministas para mejorar la autoestima están en el libro del mismo título de Marcela Lagarde

Para algunas de nosotras que invertimos nuestro tiempo en el trabajo a favor de los derechos de las mujeres, no tendriamos  que olvidar nuestro propio cuidado. No hace falta ser activista feminista para poner en valor la importancia de los cuidados, pero enfatizamos en este tema porque es justo aquí, desde el feminismo, que surge la idea de cuidar nuestros espacios, cuidarnos entre nosotras y cuidar de nuestras compañeras.

Los cuidados deben ser parte de una relación recíproca, no con el fin de esperar algo a cambio, pero si con el fin de sembrar para cosechar. Recordemos: nunca debemos olvidar que tenemos una vida más allá de nuestros trabajos, cuidar nuestros espacios personales, familiares y de ocio, es parte de nuestro autocuidado, por eso recomendamos la siguiente lectura Seguridad y cuidados desde el feminismo.

Ejercicios para fortalecer el corazón

  • La salud física tiene conexión con la salud emocional, ¡haz ejercicio!

  • Descansa adecuadamente las horas que necesito tu cuerpo

  • Aliméntate bien y de forma natural. No comas ni más ni menos de lo que necesites 

  • Evita el consumo de alcohol, tabaco y drogas.

  • Haz cosas por las demás personas 

  • Disfruta de la naturaleza y el arte

  • Aprovecha el tiempo para actividades de ocio con las personas que te sientes a gusto

  • Trata bien a las personas de tu entorno. Cómo tratas es un reflejo de cómo te tratas. 

Talleres de Mindfulness

La práctica de la meditación es sencilla y accesible para cualquier persona, independientemente de su condición física y sin necesidad de creencias religiosas. Miriam Herbon imparte talleres de Mindfulness en Bilbao y consultas individuales así como en toda Euskadi en los que podrás aprender y/o practicar la meditación y mejorar con ello tu calidad de vida emocional.

Más información >

Pin It on Pinterest