Qué aburrido sería de la vida si todas las personas fuéramos iguales ¿o no? claro, nos gustaría que en el mundo solo existieran personas buenas que nos facilitaran la convivencia pero no es así. A lo largo de nuestra existencia vamos compartiendo con distintas personas, unas vienen para recorrer nuestros caminos juntas y otras están de paso, en fin, aprender a compartir y convivir con diferentes formas de pensar es enriquecedor, siempre y cuando esas personas no representen incomodidad y desequilibrio para nosotras, es decir, no sean personas tóxicas. 

Cuando intentamos mantener una relación estrecha con personas que nos bloquean, lo notamos de inmediato, porque sus actitudes nos impiden sentirnos plenamente, notamos la existencia de que algo pasa, que algo no está bien. Seguramente alguna vez hemos compartido con personas negativas que nos dejan mal cuerpo, nos deja pesadas, cansadas y hasta malhumoradas. 

Cuando colocamos una balanza sobre las cosas buenas que nos aportan determinadas personas y las cosas negativas, es cuando logramos entender si debemos seguir manteniendo esa relación o debemos alejarnos. La insatisfacción de las personas tóxicas hace que se centren en la vida de quienes están a su alrededor de una forma incorrecta, se centran siempre en aspectos pesimistas, en críticas deconstructivas porque normalmente son personas con desequilibrios emocionales que no les gusta ver felices a las demás personas. 

Nuestra personalidad puede diferir con ciertas personas, máximo con aquellas que quieren estar por encima de nuestras opiniones, las que desvalorizan nuestros conocimientos y actitudes, las que nos utilizan solo para sus propios beneficios e intereses llegando a manipularnos. 

Características de las personas tóxicas

Ego: Las personas tóxicas son egocentricas por excelencia, están centradas en sí mismas y la convivencia resulta desagradable, principalmente si estamos escuchando lo bueno de sí mismas y lo peor de las demás personas, solo piensan en sus necesidades, sin tener en cuenta ni por un momento los sentimientos de las demás personas.

Lenguaje agresivo: La comunicación interpersonal se torna agresiva cuando la persona tóxica defiende sus derechos irrespetuosamente y trata de imponer, a la fuerza, sentimientos, ideas y puntos de vista sin ningún tacto. 

No empatizan: les cuesta entender o sentir lo que está experimentando la otra persona, el estar sumergidos en el “yo” hace que sean inconscientes del entorno, de la existencia, necesidades y problemas de otras personas. 

Manipuladoras: personas que ejercen control sobre nuestros actos y pensamientos, algunas veces de una forma sutil y otra no tanto, pero cambian nuestra forma de pensar y de sentir. 

Se quejan por todo: No tienen ninguna solución para los problemas, ni dejan que propongamos los nuestros. Simplemente “todo” absolutamente todo está mal. 

Arrogancia: No confían en nadie, primero están ellos o ellas y segundo también, creen que lo saben todo, que son superiores y desvalorizan cualquier opinión. 

¿Cómo nos contagiamos de las personas tóxicas?

Llegamos al punto, donde lo que le pasa a otras personas nos afecta, directa o indirectamente, pero es así, existe gente que consume nuestra energía, poco a poco nos envuelve en su mundo y dejamos de ver las cosas como antes. Estas personas tienen un impacto negativo en nuestras vidas y en nuestra salud, incluso, pueden llegar hasta provocarnos estrés, ansiedad y depresión. Según la ley de contagio emocional, nuestro ser espiritual percibe las emociones hasta el punto que si no las controlamos se quedan allí. Interactuar con personas que ven todo gris, hace que nuestra ilusión se debilite, hace que nos separemos de las personas que aportan alegría a nuestras vidas y poco a poco nos vamos alejando de nuestro ser, de nuestro equilibrio emocional.

Características de las relaciones tóxicas

Amistades toxicas

¿Alguna vez te ha pasado, tener que irte de un lugar donde estás a gusto, porque tu amiga o amigo no? posiblemente a todas nosotras, pero ¿qué pasa cuando esto se repite una y otra vez? Dentro de las relaciones de amistades tóxicas también existe un grado muy alto de chantaje emocional, relaciones formadas por vínculos inadecuados y destructivos. Uno de los componentes esenciales de las amistades tóxicas es que dentro del vínculo existe una relación de poder sutil y de dependencia emocional,donde se desvaloriza a la otra persona de una forma muy confusa, por un lado se le hace creer que su amistad es más importante que nada, pero por otro lado se le hacen críticas destructivas, comentarios sarcásticos e irónicos con el fin de hacerle sentir mal.  

Parejas tóxicas

Las relaciones en pareja no suelen ser fáciles, por muy bien que nos sintamos, es normal atravesar altibajos. Al igual que las relaciones de amistad, aquí también existe un relación de poder, pero los componentes varían según las circunstancias, porque puede existir un tipo de control sutil en nuestra forma de ser, actuar, vestir, gastar nuestro dinero etc. Qué incluso nos termina moldeando a su gusto y sin darnos cuenta llegamos a estar sumergidas en ello. Tomar decisiones sobre la pareja sin tenernos en cuenta, desvalorizar nuestras acciones, llevar la contraria en todo lo que decimos, hacerte sentir culpable siempre de las discusiones de pareja, son solo algunas de las actitudes que pueden indicarnos que estamos conviviendo con una persona tóxica. 

Personas tóxicas en el trabajo

Es normal que dentro de nuestros trabajos y ámbito profesional nos encontremos con dificultades, pocos trabajos existen donde una persona se encargue de todo, normalmente son equipos de trabajo donde debe existir coordinación en conjunto. Trabajar con personas negativas, afecta nuestra conducta y la del resto de personas, incluso pueden generar conflictos internos, en el ámbito laboral pero también en nuestras vidas. Imaginemos que nuestra Jefa o Jefe, incluso nuestro propio equipo de trabajo dude siempre de nuestras capacidades, cambie de humor constantemente, ponga en tela de juicio la veracidad de nuestro trabajo, nos grita, nos humille delante de las demás personas, todas estas actitudes nos crean un desequilibrio laboral y emocional, nos desanima y por lo tanto nuestra productividad baja.

Las personas tóxicas generalmente tienen un pasado difícil, por eso nos resultan incomprensibles. En realidad la manera más fácil de salir de una relación tóxica es poniendo límites, o alejarnos de ellas para salvaguardar nuestro propio bienestar, pero entonces dónde quedaría nuestra conciencia plena del “no juzgar y aceptar a las demás personas”. Es difícil, lo sabemos, pero una relación se basa en la sinceridad y es allí donde debemos empezar. Sí hay algo dentro de nuestras relaciones que nos crean incomodidad, si sentimos que las personas con las que compartimos tienen ciertas conductas que nos dejan sin energía, podríamos empezar por decirlo. Si después de reflejar nuestros pensamientos y sentimientos la persona no valora y sigue actuando igual, entonces ese sí es el momento de buscar otras alternativas, poner en valor nuestra paz interior.

Todas las relaciones se basan en conductas y por eso es importante reflejar una conducta positiva con las demás personas. Ya sea en nuestro ambiente de trabajo, con amistades o con el buen amor en la pareja, es importante empezar en positivo y terminar en positivo, sea lo que sea que tengamos que decir debemos recordar que si existe una relación con esa persona es por un vínculo emocional fuerte, si en realidad fueran tan malvadas como creemos seguramente no podríamos estar ni un momento a su alrededor, así que no podemos reproducir los mismos modelos de actuar que tienen con nosotras.  Recordad, que la persona tiene ciertas capacidades y limitaciones , por eso está allí, independientemente que cometa errores como cualquier otra. 

Después de todo este desgaste emocional,que esperamos tenga respuesta satisfactoria o de lo contrario, es hora de pasar a la siguiente fase y añadir a nuestra vida ciertas conductas para que nadie más vuelva a hacernos daño:

Recuerda que has venido a vivir en la paz, la alegría y el amor. Con paciencia y trabajo lo lograrás. 

Pin It on Pinterest