Atrévete a SER, atrévete a amar

Miriam Herbón

¿Y si fuera posible un buen amor?

 Y Si creemos que el mundo se encuentra conectado por una energía tan poderosa como la que te creo.

Y si pensamos que todo Ser contiene en su interior la capacidad de conectarse con la vida desde el amor.

 Y si las personas hemos venido a aprender a amar por encima de todas las cosas.

Y si en vez de conquistar territorios, poder, personas fuéramos capaces de centrarnos en conquistar el amor.

Y si fuera cierto que todos y todas somos lo mismo, vasos comunicantes que no saben que se necesitan unidos y desde el amor para que la vida tome sentido.

Ver para creer, o creer para ver. Esa es la cuestión.

¿Qué decides tú?                  

Espero que decidas creer para ver. Si crees que es posible lo lograrás, “todo depende de lo que tu creas”.

Pero para ello has de cultivar un acto de fe sobre ti, en saber que lo puedes hacer, lo puedes lograr.

Porque creer en ti es creer en la fuente, en el origen de todo.

Creer en ti es abrir la fuente que riega tu persona y que se extiende a todo lo que te acontece.

Creer en ti, en que te mereces un buen amor, es la oportunidad de Ser en Contacto.

Ser en contacto es facilitar que la otra persona sea lo que está llamada a ser.

“El agua al lavarnos las manos no puede ser agua que lava manos si no le damos la oportunidad de tocarnos. Las manos no pueden ser manos que se lavan si no se deja envolver por el agua”.

CIERRA LOS OJOS, RESPIRA POR LA NARIZ. Ríndete a este momento presente…

Coge tus manos y únelas despacio, con mimo, con delicadeza y curiosidad. Entra en contacto cruzando los dedos, acariciándote. Siente como abres tu propia fuente.

Ahora sin abrir los ojos deja caer los brazos a los lados y abre tus manos, encuentra a cada lado otras manos. Ábrete a compartirte y coge de la mano. Siente como el agua de tu fuente se mezcla con el agua de las otras fuentes.

Respíralo, disfrútalo. Nota la energía de la otra persona en ti.

Ya está, nada es tan difícil, nada es imposible, solo te pido que creas que el buen amor también está en TI.

 

 

Pin It on Pinterest