Alimentos para la felicidad: Alimenta tu alegría

3 Abr, 2019 | Alimentación Consciente

Podríamos afirmar que hay alimentos para la felicidad, pues contienen en mayor o menor medida, ciertos nutrientes que mejoran nuestro estado de ánimo, nos producen placer, reducen el estrés y la ansiedad, en otras palabras nos generan bienestar. En este blog te hablaremos de algunos alimentos para la felicidad.

Aún así, debemos considerar que la manera en que valoramos nuestro estado de ánimo es algo tan subjetivo, que puede ser muy sugestionable, pues todos los factores que rodean al acto de comer y al alimento, al igual que nuestros hábitos y el estilo de vida, son determinantes para la felicidad.

A lo largo de los siglos, desde las artes, la filosofía y la ciencia, se ha intentado definir y representar la felicidad.

En las últimas décadas, se han unido a esta difícil tarea, especialistas en endocrinología y neurociencia, ya que la felicidad se considera también un proceso biológico.

Por lo tanto, desde estas áreas especializadas en el funcionamiento de nuestro organismo, se pretende explicar qué sucede cuando la alegría se dispara y cómo se puede estimular esta sensación de bienestar.

En este sentido, en nuestro cuerpo existen cuatro químicos naturales, definidos como el “cuarteto de la felicidad”, y que incluyen la endorfina, serotonina, dopamina y oxitocina.

Cada químico de la felicidad tiene un trabajo especial que hacer y se desactiva una vez que el trabajo está hecho.

Triptófano y serotonina, un dúo para la felicidad

Quienes son especialistas en nutrición, aseguran que si existiera una dieta de la felicidad, los alimentos con triptófano tendrían que formar parte de ella. Este aminoácido es esencial para que nuestro organismo fabrique serotonina, conocida también como la hormona de la felicidad, que reduce el estrés, favorece la conciliación del sueño y aumenta la sensación de bienestar.

Debido a que nuestro organismo no es capaz de producir triptófano, debemos obtenerla a través de la alimentación, con la ventaja de que muchos de los alimentos a nuestro alcance la contienen.

alimentos con triptofano para la felicidad

Alimentos ricos en triptófano

  • Carne (sobre todo pavo y pollo) y pescado azul (salmón, atún…).
  • Huevos, sobre todo en la yema.
  • Lácteos (leche, yogures, queso)
  • Fruta (Plátano/banana, piña, fresas, cerezas, manzanas, aguacate y ciruela)
  • Frutos secos (almendras, nueces, pistachos, anacardos…).
  • Chocolate negro.
  • Cereales (en especial integrales, arroz y avena). Aumentan la secreción de insulina que favorece la transformación de triptófano en serotonina.
  • Semillas (sésamo, calabaza, girasol y fenogreco).
  • Legumbres (garbanzos,guisantes, lentejas, habas, soja…)
  • Levadura de cerveza.
  • Alga espirulina.
  • Verduras  (Berros, espinacas, remolacha, zanahoria, apio, alfalfa, brócoli, dátiles, calabaza)

Comer más alimentos con triptófano, e incluso consumir suplementos de este aminoácido, no es garantía en absoluto para que alguien se sienta mejor, incluso podría ser nocivo. Basta con una dieta equilibrada para recibir la suficiente cantidad de este nutriente, advierten a su vez quienes son especialistas.

La teobromina es otro compuesto alimenticio que produce entusiasmo, euforia o felicidad. Este compuesto se encuentra en altas dosis en el fruto del cacao, la base del chocolate. Aunque el cacao no es la única fuente de teobromina, sí es el alimento más conocido que la posee. Sus semillas pueden contener hasta un 4 % de teobromina.

El chocolate también tiene una estrecha relación con las endorfinas, pues produce feniletilamina, sustancia perteneciente al grupo de las endorfinas y que eleva nuestro estado de ánimo. Cuando experimentamos la sensación de enamoramiento, el organismo secreta esta sustancia de forma natural.

Aparte de su función estimulante, las propiedades de la teobromina se traducen en otros efectos beneficiosos para nuestro organismo:

  • Es diurética y relajante.
  • Es vasodilatadora por lo que favorece el control de la hipertensión.
  • Funciona como antidepresivo suave.
  • Estimula los riñones gracias a su efecto diurético.
  • Estimula también los sistemas cardiovascular y muscular.
  • Mejora la digestión y, en general, el movimiento intestinal.
  • Actúa sobre la dilatación de los bronquios, lo que ayuda en ataques de asma. Por esto, también se suele utilizar en medicamentos para la tos.

En su libro Endorfinas, las hormonas de la felicidad, el psiquiatra José Miguel Gaona, aborda las propiedades de algunos alimentos que también podrían considerarse como alimentos para la felicidad.

El autor explica que las catecolaminas son neurotransmisores que incluyen la adrenalina y la dopamina, responsables del estado de alerta y tensión que padecemos bajo ciertas condiciones ambientales. Éstas se encuentran en alimentos como la carne, por lo que mantener una dieta en base a estos productos puede producir un estado nervioso más alterado o mayor excitación.

En contraste, hay alimentos que estimulan la secreción de la serotonina, responsable de la sensación de saciedad y de bienestar. Su carencia, por tanto, puede generar estados depresivos.

La glucosa contenida en los dulces es reconocida por el cerebro como indicadora de haber alcanzado unos niveles de ingesta de alimentación determinados, lo que conocemos como estado de saciedad. Esta sensación de plenitud acompaña la producción de serotonina, lo que a su vez aumenta la sensación de bienestar. El especialista reconoce que, de alguna manera, los pacientes con depresión se “medican” con la glucosa que ingieren.

Gran parte de las secreciones de endorfinas se llegan a producir incluso momentos antes de que un alimento haya tocado nuestro paladar, únicamente por su olor. Es decir, que en la segregación de esta hormona también intervienen otros sentidos como la vista y el olfato.

Algunos alimentos como el café pueden generar ansiedad o estrés, por sus niveles de cafeína, sin embargo, cuando se bebe en compañía puede ser muy placentero. Está demostrado que hora y media después de haber bebido dos tazas de café, el nivel de hormonas de la felicidad se mantiene sensiblemente alto, lo que potencia su efecto adictivo, añade José Miguel Gaona.

Mientras que en algunas regiones predominan dietas basadas en vegetales, pues se asocia a una conducta espiritual plena, en otras, se asocia la dieta rica en proteínas animales con la agresividad. En estos principios se basan dietas, como las llamadas dietas “neurobiológicas”, que buscan el descenso de peso combatiendo el apetito con el control de los neurotransmisores. El principal objetivo de estas dietas es combatir la obesidad, mejorando el ánimo y disminuyendo la ansiedad.

Hay lugares donde el picante suele ser un condimento habitual. El picante es otro productor de endorfinas. El placer por el consumo de picante está relacionado con su componente activo que es la capsicina y genera una sensación de euforia temporal.

Alimentos para incluir en la dieta de la felicidad

Alimentos para conseguir felicidad ser feliz comida miriam herbon consciente mindful eating

Algunos alimentos básicos o ingredientes que contienen triptófano: cereales, lácteos, plátano, huevo, semillas, legumbres, aguacate, frutos secos, pescado azul, aceite de oliva, verduras como el brócoli o la calabaza, y frutas como las fresas, las cerezas o las manzanas.

El plátano particularmente es una fruta muy completa, rica en fibra, potasio, magnesio, además de carbohidratos que nos ayudan a sentirnos saciados, explica la nutricionista Susana León, nutricionista, entrevistada para la Vanguardia en relación a los alimentos que ayudan a mejorar el estado de ánimo.

Es muy importante, según la nutricionista, olvidar los prejuicios sobre esta fruta, que mucha gente apenas consume por encontrarse entre las más calóricas.

Los cereales integrales, como los copos de avena, son otro alimento, que además de contener triptófano para nuestro bienestar emocional, también generan melatonina, el neurotransmisor que nos permite conciliar el sueño.

Ten en cuenta que comer no da la felicidad

El objetivo de nuestra alimentación no ha de ser nunca perder peso, sino ganar salud. Además, es importante cambiar otros hábitos mentales y físicos, pues todo lo que hagamos, pensemos y comamos, nos acerca o nos aleja de la felicidad.

Como afirma la dietista Neus Elcacho, en su introducción al libro La dieta de las emociones, lo importante no es buscar la calidad de vida, sino crear calidad en nuestras vida. La autora se refiere a centrar nuestras energías para sentirnos fuertes, saludables, decididas, motivadas, activas.

Comer, forma parte de los momentos más emocionales de nuestra cultura y, de algún modo, también nos hace felices. Pero es importante hacerlo pensando también en nuestra salud y conscientes de que en nuestra vida debe haber muchas otras cosas que nos hagan felices aparte de comer.

La felicidad es una mezcla de sensaciones y emociones de bienestar, donde podemos incluir la ilusión, la risa, el amor, la confianza, la perseverancia, la fuerza interna, la motivación, la tranquilidad, la creatividad. La felicidad nace de las ilusiones, pero de ilusiones acompañadas de acciones, para poder crecer y progresar en la vida.

La felicidad no es el objetivo, sino el caminoLa felicidad es una decisión , no es una imposición.Tu decides alimentar tu alegría con cada alimento.Yo te deseo que todo lo que ingieras en esta vida, sea un acto de amor hacia tu persona”

Talleres de Alimentación Consciente

A través de la atención y experimentación que practicaremos en los talleres de Alimentación Consciente aprenderás a tener una relación sana con la comida y a sentirte feliz en tu cuerpo.

Más información >

Pin It on Pinterest