La Violencia contra las Mujeres otra vez a la cola

23 Jun, 2016 | Artículos, Derechos Humanos, Feminismos, Violencia contra las mujeres

Programas electorales del 26J:

La Violencia contra las Mujeres otra vez a la cola

¿Qué medidas concretas proponen los cuatro partidos principales para acabar con la violencia contra las mujeres?, ¿qué propuestas tienen sobre políticas de igualdad? ¿Consideran los principales candidatos a la presidencia, hombres como siempre, que la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres debería tratarse como una cuestión de Estado?

Con este artículo pretendemos dar respuesta a estas cuestiones analizando con una perspectiva feminista, no podía ser de otra manera, medidas encontradas en los programas electorales de los cuatro principales partidos aunque si nos pusiéramos a analizar el resto no sé si mejoraría el análisis.

¿Qué proponen realmente los partidos políticos en sus programas electorales?

El Partido Socialista es el que más medidas tiene en la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres, sobre el papel al menos. Siendo esta su medida estrella:

Erradicar la violencia contra las mujeres con un pacto de Estado. La medida más destacada de ese pacto es incorporar al currículo la formación específica en Igualdad, educación afectivo- sexual y prevención de la violencia contra las mujeres en todas las etapas educativas. Solo educando en igualdad podremos vivir en igualdad.

Aunque también tiene otras como penalizar a los demandantes de prostitución y no a las oferentes; o reconociendo a las mujeres un ‘bonus’ de dos años de cotización por cada hijo o hija  a efectos del cálculo de las pensiones.

En general, aunque el partido socialista tiene algunas buenas medidas para erradicar la violencia contra las mujeres, pensamos que sigue entendiendo la lucha feminista desde una perspectiva paternalista sin otorgar a las mujeres el espacio que se merecen como sujetas de su propia vida.

Podemos, aunque con menos propuestas que el PSOE, también desarrolla bastante sus medidas para combatir la violencia contra las mujeres. Siendo estos cuatro los grandes puntos de su programa:

Blindar los presupuestos y evaluar el impacto de nuestras leyes.

Mantener las competencias de los ayuntamientos.

Ofrecer garantía habitacional para las víctimas.

Cumplir con los convenios internacionales, es decir, incluir la protección a las y los menores y no restringir el concepto de violencia contra las mujeres al ámbito de la pareja y expareja.

Además, para reducir la desigualdad que existe entre hombres y  mujeres en el ámbito de los cuidados, sobre todo a la hora de la maternidad, Podemos propone que ambos progenitores tengan igual derecho a baja por paternidad/maternidad y que ésta esté pagada al 100% del salario, siendo estos intransferibles.

Ciudadanos propone, igual que PSOE, un pacto de estado contra la violencia contra las mujeres en el que incluye:

Aumentar los recursos para los Juzgados de Violencia contra las mujeres y activar el Acompañamiento Judicial Personalizado.

Asegurar la garantía habitacional no supeditada a la denuncia en casos de riesgo.

Aprobar un Plan Integral para Proteger a Menores Víctimas de Violencia contra las mujeres.

Además también propone igualar el permiso de paternidad al de maternidad y que las primeras 8 semanas sean intransferibles. Y fomentar que las guarderías y escuelas infantiles ajusten sus horarios a los horarios laborales. ¿Por qué no adaptar los horarios laborales y ofrecer una buena flexibilidad y conciliación?

El programa electoral del Partido Popular se centra en hablar de igualdad y sus propuestas hacia la erradicación de la violencia contra las mujeres son pobres y sin demasiado contenido.

Alcanzar un acuerdo social para la erradicación de la violencia contra las mujeres a través de campañas innovadoras de sensibilización.

Impulsar sistemas de información compartidos y reforzar las redes de centros de acogida y la movilidad de las víctimas entre las Comunidades Autónomas.

Promover la empleabilidad de mujeres víctimas de violencia contra las mujeres.

Dentro de su programa electoral no encontramos medidas que tengan que ver con la conciliación de la paternidad y la maternidad.

Tanto Ciudadanos como PP son los que cuentan con menos medidas para erradicar la violencia machista dentro de sus programas. Quizás sigan pensando que la violencia contra las mujeres es un asunto solo de las mujeres en el ámbito privado.

Lo que hemos observado a lo largo de esta campaña electoral es que la violencia contra las mujeres no ha sido un tema importante en las agendas de los candidatos, será como dice Reyes Rincón “la violencia contra las mujeres no da votos”. A pesar de que el asesinato de mujeres es una lacra en este país que lejos de desaparecer aumenta cada año, la realidad es que la violencia machista le importa a menos del 1% de la sociedad, según datos del CIS.

Pero el problema es grave, no solo por las cifras oficiales de mujeres asesinadas, que ya hacen un total de 21 compañeras solo en lo que llevamos de año. También por la mujeres que no cuentan en las estadísticas, casi 60 mujeres que han sido asesinadas por diferentes tipos de feminicidios.

¿Qué proponemos nosotras para empezar?

Reivindicamos que el feminicidio sea incluido en esta Ley integral contra la Violencia contra las mujeres, ya que cuando nos asesinan lo hacen por ser mujeres a todas, independientemente de si tenemos pareja o no, es el sistema patriarcal el que nos mata, cuando nos obliga a hacer cosas que no queremos, cuando nos humilla o nos cosifica. Este no es solo un problema de asesinatos, es un problema social donde la mitad de la población ejerce de manera violenta sus privilegios sobre la otra mitad.

Nosotras entendemos FEMINICIDIO como “El asesinato de mujeres y niñas por hombres motivado por odio, desprecio, placer o un sentido de propiedad sobre las mujeres dentro de una estructura patriarcal que lo permite, refuerza y legitima”

Es necesario abordar este tema desde una perspectiva global, sumando esfuerzos desde las diferentes organizaciones políticas y sociales porque esta lacra social no acabará con cuatro medidas electoralistas, sino con un esfuerzo y un pacto nacional al nivel del que se pretende con el de la educación.

Por otro lado, nos sentimos avergonzadas con el tratamiento que se le dio en el debate de candidatos al tema de la Violencia contra las mujeres. Menos de 30 segundos en el debate de los candidatos a la presidencia y unos tres minutos en el debate que protagonizaron las mujeres.

Nos hacemos eco de la campaña promovida por asociaciones feministas que tras el debate a cuatro del pasado lunes 13 de junio promovieron con el nombre 26 segundos no bastan para hablar de la violencia contra las mujeres (#26segNoBastan). ¡Por supuesto que no bastan! No son suficientes unas medidas pobres y metidas con calzador, no son tampoco suficientes los discursos generalistas y vacíos de todo contenido. Desde la plataforma feminista 7N se impulsó esta campaña por Twitter para que los candidatos contestaran a las preguntas de asociaciones y colectivos, usuarias y usuarios que omitieron durante el tiempo del debate.

Porque este es un problema que somete y atemoriza a la mitad de la población de un país por el hecho de ser mujeres. Eso sí, queremos dejar claro que mientras el sistema patriarcal siga permitiendo y legitimando la violencia machista en todos sus ámbitos, nosotras no dejaremos de luchar y de pedir que esta lucha sea una lucha de todas y todos.

Sinceramente no queremos más promesas y propuestas incumplidas de ningún partido y desde ninguna presidencia, queremos hechos, porque esos derechos nos pertenecen. Las mujeres somos sujetas políticas que votamos para ser representadas digna e igualitariamente.

Óiganlo bien señores y señoras, la violencia contra las mujeres es una realidad que sufrimos las mujeres pero que perpetran los hombres. Jamás fue un asunto privado así que no le den esa consideración, porque el estado es cómplice de seguir favoreciendo que el patriarcado nos asesine. No tenemos tiempo para esperar a que consideren justamente este terrorismo de estado, no podemos recuperar las vidas perdidas de nuestras compañeras pero no queremos perder ni una vida más.

Pin It on Pinterest